viernes, 15 de junio de 2012

El nacionalista intolerante vuelve a la carga


A ver si alguien puede explicármelo, hombre, que no da mi cerebro para tanto. Recordarán ustedes al nacionalista intolerante Alfred Bosch haciendo el ganso en el Congreso banderita en ristre. Pues bien, nos cuenta ahora este fanático, autoproclamado campeón de la pluralidad y la libertad de expresión,  que dicha bandera es “el símbolo más represaliado, confiscado y perseguido por la policía española”. 


Entonces me pregunto yo: si tan perseguida es esa bandera, ¿cómo cojones la exhibe tan alegremente en el Parlamento y nadie se la ha quitado? ¿O será acaso que esas represalias, confiscaciones y persecuciones sólo existen en las interesadas ensoñaciones de tan celebérrimo nacionalista liberticida?

4 comentarios:

  1. Se me revuelven las tripas cuando pienso que gentuza así come de mis impuestos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, viéndole la cara, parece que come muy bien.

      Eliminar
  2. Solo hay que mirarle el careto -que ya le partieron en una ocasión- para darse cuenta de quién es este impresentable. Media neurona y nacionalista. Aplicaremos eso de...¿vas a "matal-lo"..? Hay que dejadlo...
    :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ocasiones las apariencias engañan, pero sus rasgos no parecen denotar excesiva inteligencia, la verdad.

      Eliminar

Comentarios moderados.