martes, 3 de julio de 2012

Trias, simplemente que te den dos duros


Xavier Trias, el radical alcalde de Barcelona que a pesar de las numerosas solicitudes se ha negado a poner pantallas gigantes para ver a la Selección Nacional de fútbol. ¿Razón? Su nacionalismo independentista confeso y su deseo de soslayar la posibilidad de que se celebrara un triunfo de España. 
Salvador Sostres, ese periodista capaz de escribir al mismo tiempo las verdades más absolutas y las más absolutas burradas, afirma en su blog que: "La Roja (está claro que  se refiere a la Selección Nacional de fútbol) fue ayer el equipo de Barcelona, por muchos motivos distintos pero de un modo absoluto. La final fue una lección de fútbol, tanto de los jugadores como de Del Bosque, que planteó una brillante evolución del guardiolismo. Justo al final del partido, en el momento de acabar y de mandar el artículo, fuego artificiales de todos los colores iluminaban el cielo gris de mi ciudad". 

Ahora se comprende casi a la perfección cuales son las razones del alcalde Trias para impedir que pudiera verse la final en pantallas gigantes capaces de convocar a miles de españoles en las calles y luego disponer de la ocasión para celebrarlo: No deseaba un subidón de autoestima de los miles y miles de catalanes que al mismo tiempo se sienten españoles. No deseaba, sobre todos, que España ganase y el independentismo rancio e hipócrita que sienten él y su partido pudiera resentirse. Curiosamente, como una especie de justicia poética, tras la memorable victoria de España pudieron contarse por miles los coches con banderas españolas que circulaban y hacías sonar la bocina por las principales calles barcelonesas. ¡Trias, simplemente que te den dos duros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios moderados.