miércoles, 14 de noviembre de 2012

Entrevista a Joaquín Javaloys

Escritor. Economista del Estado. Europeista. Independiente. Autor de "El ocaso de las Autonomías". 

Joaquín Javaloys es conocido en las Redes Sociales por su libro El Ocaso de las Autonomías, ampliamente promovido por “Recortes para Todos” y “Red de Blogs Comprometidos”. Ha escrito artículos publicados en la prensa digital y ha sido entrevistado en varias ocasiones en prensa escrita, radio y TV. Pero Joaquín es bastante más que el autor de “El Ocaso de las Autonomías”. Su faceta de historiador y escritor es también muy interesante y reconocida entre el público especializado.  Destacan sus obras El origen judío de las monarquías europeas, publicado en 2000, El grial secreto de los cátaros, de 2001, Yo Parsifal, de 2006 y Yo Juan de Austria, de 2009.

- ¿Son,  Joaquín, los libros como los hijos y se quiere a todos igual, o tienes un preferido entre tu obra?

R.: A los libros que he publicado yo los valoro y aprecio desigualmente. De ellos, mi preferido es El origen judío de las monarquías europeas por su temática y por sus originales conclusiones. Se trata de un libro controvertido, basado en una concienzuda labor de investigación y documentación, que ha aportado una nueva luz a la explicación de la Historia de Europa y que cuestiona planteamientos tales como el sionismo, el antisemitismo o “la limpieza de sangre”. La crítica lo acogió positivamente y lo calificó de “el mayor secreto de la Historia” (Juan Tomás de Salas, director-editor de la revista Historia16, en el editorial de su número 275). Ese libro mío se encuentra ahora en todas las bibliotecas importantes del mundo. Fue un best-seller.


- ¿Estás actualmente preparando algún nuevo libro? ¿Puedes adelantarnos algo sobre él?

R.: Acabo de terminar un nuevo libro, que yo considero mi obra cumbre. Ya lo tiene mi editorial y espero que lo publique pronto, en los próximos meses. Se trata de una fascinante biografía histórica, dedicada a un personaje excepcional. Se titula Carlomagno, el carismático fundador de Europa.  La biografía se dedica a una persona carismática que, más allá de sus hazañas como guerrero, fue arquetipo del fundador genial;  pues él fue la instancia originaria del renacimiento cultural carolingio y de un conjunto de poderes e instituciones, tanto a nivel local –monasterios, condados, Marca Hispánica, por ejemplo- como a nivel estatal –Francia, Alemania, Italia…- y al supranacional –la Cristiandad, el Imperio, Europa-. 
La obra de Carlomagno, el padre de Europa, pervive actualmente porque, a pesar de que vivió en una época en la que la fuerza primaba sobre el derecho, se impuso la misión de hacer prevalecer la justicia y, en base al universalismo cristiano, reguló jurídicamente las relaciones entre los hombres e instauró una cultura y una ética social en el continente europeo que todavía orientan algunos de nuestros comportamientos. Pero su más perfecta obra vital fue su desarrollo personal, ya que el palurdo juvenil  que era se convirtió en un brillante alumno de su escuela palatina y, posteriormente,  llegó a ser un sabio emperador romano-germánico.

- ¿Cómo se compatibiliza la economía con la Historia? ¿Qué te interesó antes?

R.: Yo soy una persona multifacética y siempre me han interesando simultáneamente la literatura, las ideas políticas, la economía y la Historia porque, en mi opinión, están interrelacionadas. Aunque no me gusta la especialización, tuve que centrarme primero en lo que me ofrecía un medio de vida seguro a corto plazo, la economía, y me convertí en economista del Estado y en profesor universitario de política económica. 
Yo soy un economista clásico porque me gusta la economía política, la de la polis o  ciudad-estado; es decir, hablando con terminología actual, la macroeconomía. Pero la economía política acabó confundiéndose con la política económica, en la que la economía deja de ser lo sustantivo y se convierte en lo adjetivo, en un apéndice de la política. Entonces, en mi evolución personal-intelectual me vi inmerso más que en la política propiamente dicha en las ideas políticas y en su evolución histórica; por lo que, en vez de quedarme simplemente en la historia económica, di el salto a la Historia porque, en el fondo, a mí más que las ideas me gustan los personajes, los protagonistas de la Historia.
Desde entonces, para mí ha sido fácil y lógico compatibilizar mi medio de vida, la economía, con mi afición a la Historia (el pasado) porque explica la política (el presente) que condiciona y determina los comportamientos de una colectividad nacional. Y ahora, como escritor, doy preferencia a lo sustantivo: las ideas políticas de los personajes históricos, sobre lo adjetivo: los medios económicos que utilizan para llevar a cabo sus objetivos.  Por supuesto, me encuentro más cómodo y más  a gusto escribiendo sobre política o narrando sobre personajes históricos que haciéndolo sobre temas económicos. 

En el blog de nuestra red puede leer completa la excelente entrevistas a Joaquín Javaloys

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios moderados.