miércoles, 30 de diciembre de 2015

Si el asco despertado fuese tiña, la de tiñosos que habría en el bando morado (529)

Tal vez sea poco caritativo asegurar que se siente asco por quien, a su vez, afirma sentir asco por la bandera de España. Lo cierto es que este pájaro más bien merece que se sienta pena por él, una pena que podría trasladarse a los cientos de alumnos a los que ha "impartido" clases (supongo que con el machete entre los dientes) quien no ha venido a ser más que un pobre ignorante que hace poco aseguró en el debate a cuatro, para justificar el referéndum independentista en Cataluña, que Andalucía ya lo había celebrado en 1980 y que sirvió para decidir si esa comunidad seguía en España.

Me da asco escribir sobre Podemos o cualquiera de sus marcas de mercadillo, todas ellas baratas o de medio pelo, cuando no top-manta, pero todas ellas deseosas de imitar a un fulano al que confiesan que admiran y que ni siquiera radica en España ni en esta vida, sino en ese panteón de difuntos en Venezuela donde el populismo enterró el cadáver de Cháves, gran golpista y cleptómano bolivariano y referente de ultratumba de unas bandas encanalladas en España que curiosamente se embelesan ante lo que sucede en un estado con riquezas naturales ilimitadas, sin que les importe que haya sido llevado a la miseria, el desabastecimiento y convertido en el país más violento del mundo

martes, 22 de diciembre de 2015

Felicitación Navideña de Hazte Oír



Un año más, encantado de sumarme a la felicitación navideña de nuestros apreciados amigos de Hazte Oír. Felicitación que hago extensiva a todos los amigos y lectores de Batiburrillo 2012.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

La prioridad de Mariano Rajoy (528)

A saber qué entiende por generosidad Mariano Rajoy. Y a saber cuánto está dispuesto a sacrificar en lo que afecta a su persona en esa "amplitud de miras y la vista en España". De entrada, si la prioridad se fija en formar gobierno y se pospone la renovación del PP (que es donde los militantes podrían llegar a escoger a otro mandatario), digamos que la amplitud de miras es más bien pequeña. 

Llevo años y años defendiendo al Partido Popular y animando a que se vote a ese partido. Lo he hecho así durante tanto tiempo (y creo que seguiré haciéndolo), porque pienso honradamente que es la opción que más nos conviene al conjunto de los españoles, ya que se trata de un partido moderado que en teoría, aunque no en la práctica de la legislatura pasada, es el que más respeta los valores tradicionales que tanto cuentan para los que buscamos, además de un bienestar económico y un mínimo de libertad individual, determinadas razones que nos motiven a participar en la política, o al menos a opinar sobre ella. Y esas razones, como los mandamientos, podrían cifrarse en dos: Derecho a la vida y amor a España.

Ahora bien, mi apego al Partido Popular no significa forzosamente que adopte la postura del incondicional que acepta sin rechistar todo lo que le llega de ese partido. Y muy especialmente de su dirigente máximo, un Mariano Rajoy al que considero que ha cumplido con creces su etapa política (lleva en activo, con cargos, desde 1981) y ahora debería dar paso a la persona que decidan libremente los militantes del PP, para lo que Mariano debería adoptar a mi juicio dos medidas concretas: 1. Convocar un Congreso abierto a toda la militancia, tal y como le ha pedido José María Aznar, y 2. No presentarse a una posible reelección.

lunes, 21 de diciembre de 2015

En beneficio de España: Rajoy y Sánchez deben dimitir y sus partidos formar un gobierno de coalición (527)

Los dos políticos que aparecen en la imagen se han convertido, como consecuencia del odio que se tienen entre sí y la imposibilidad de entenderse, en sendos estorbos para los intereses de España. Deben dimitir y dar paso en sus partidos a quienes sean capaces de formar una coalición de gobierno que se mantenga estable durante cuatro años. Y de paso que el PSOE, al darle puerta a Sánchez, abandone buena parte de su radicalidad y comience a parecerse a la socialdemocracia europea. 

Tal y como se esperaba, los votantes han puesto en su sitio a dos candidatos que han despertado poco entusiasmo, de un lado Mariano Rajoy, alias "El Quieto" (de 186 diputados ha pasado a 123), a quien el tema de la economía no le ha ido mal, si bien no todo es cuestión de números al haber algo determinante en muchos ciudadanos: valores. Unos valores que incluyen ante todo el derecho a la vida (problema traspasado desde hace cinco años al Constitucional), el patriotismo y la unidad de España, tema éste en el que Rajoy ha recibido unas cuantas bofetadas en Cataluña, donde los nacionalistas han incumplido bastantes sentencias sin que Rajoy moviera una pestaña, logrando allí la miseria de cinco diputados y quedando fatal en votos. Eso sí, el PP conserva la mayoría absoluta en el Senado, lo que de bien poco le vale porque cualquier ley retocada en la alta cámara vuelve a decidirse en el Congreso, una situación que es buena para nada y que a ciertos partidos les motiva a cuestionar la existencia del Senado, ya que si hay que gastar se gasta, pero no para que los senadores se den a la molicie en la piscina y la sauna.

sábado, 19 de diciembre de 2015

Votar al Partido Popular (matizado) es lo que me dicta la razón (526)



Con independencia de que Mariano Rajoy nunca ha sido un santo de mi devoción, puesto que a menudo le ha faltado la decisión y el empuje que caracterizan a otros miembros de ese partido, como Esperanza Aguirre, pongamos por caso, hay que reconocer que los populares cuentan entre sus filas con unos cuantos elementos bien preparados —si se les compara con los ineptos ministros y altos cargos que acompañaron a Zapatero— y jurarí­a que Mariano es de los que sabe escuchar y sopesar (acaso más de la cuenta) el consejo de sus asesores en lugar de actuar al buen tuntún, o a capricho, como vino haciendo ZP durante sus dos mandatos, que entre otros grandes desaciertos permitió un estatuto catalán origen de la actual deriva separatista. Luego aquí­, a la hora de introducir la papeleta en la urna, ha de valorarse no ya a un polí­tico aislado, sino a todo un conjunto de personas en cuyas manos debemos depositar la poca confianza que nos queda a los españoles para que no se vaya todo al diablo. Y ese todo, casualmente, tiene un nombre: España. ¡Nada menos que España!

viernes, 18 de diciembre de 2015

Visita al Archivo General de la Guerra Civil Española (525)

El Archivo de la Guerra Civil Española, cuyo nombre no deja de hacer cierta gracia porque da la sensación de que solamente hayamos tenido una guerra civil en España, cuando en realidad fueron seis guerras civiles y dos intentonas en poco más de un siglo (1822-1939), y eso sin contar las etapas revolucionarias violentas, valga la redundancia, como las que organizaron siempre las izquierdas en  España, por ejemplo la de octubre de 1934. Sea como sea, una o mil guerras civiles, lo cierto es que el Museo de Salamanca cuya fachada se contempla parcialmente en la imagen, parece destinado, como se acredita en el artículo, a satisfacer esa horrorosa y arbitraria ley zapaterina conocida como de 'Memoria Histórica'.

En este reencuentro con Batiburrillo tras mis breves vacaciones, voy a escribir de algo que he comprobado directamente en una de las poblaciones donde tuve la fortuna de recalar: Salamanca. Pero antes debo anotar que la ciudad me ha perecido tan deslumbrante como majestuosa, además de muy cuidada y con un ambiente festivo, muy alejado de la delincuencia, donde se me han pasado en un suspiro los ocho días que he usado en pateármela. Sí, Salamanca es una de esas ciudades de tamaño medio que ningún mortal amante de la cultura y el arte debe dejar de visitar. Y si es posible tomarse su tiempo para ello. Encontrará allí docenas y docenas de razones en forma de palacios, edificios notables y museos con los que extasiarse en su contemplación. Yo no conocía Salamanca, de ahí mi escapada desde Murcia. Y os aseguro que vuelvo más que satisfecho.

jueves, 17 de diciembre de 2015

La faceta ignorante de Aznar (524)

En la conferencia pronunciada por José María Aznar en Viena, hace unos pocos años, entre otras cuestiones vino a afirmar lo siguiente: "Es importante apoyar a los musulmanes que son demócratas y han asumido su fe y sus creencias en una sociedad abierta, o que trabajan para que sus países también sean sociedades abiertas". Veamos, cuando uno hace afirmaciones tan categóricas o se añaden unos cuantos ejemplos para darle algún valor a las palabras o, simplemente, se prescinde de concederle categoría real, cierta, a la posibilidad de emparejar a los musulmanes con la democracia.

Algunas personas corrientes, entre las que me incluyo, hablamos o escribimos más desde la buena fe que desde el conocimiento, casi siempre limitado. Cuando algo así le sucede a un político de primera fila, como ha sido el caso de José María Aznar, que además de contar con una gran preparación posee no poca experiencia, entonces solamente cabe darle una interpretación: No tiene ni puñetera idea de lo que habla y, por lo tanto, no le ha importado nada darle una solemne patada en el trasero a la realidad.

Venir a decirnos a estas alturas, como hace Aznar, que ‘Las democracias europeas deben abrirse a la presencia del Islam’, es algo así como predicar la bondad del escorbuto en los cruceros de lujo. Hay que ser muy poco leído respecto al tema del islam, como para llegar a suponer que los creyentes de una religión que conquistó medio mundo a sangre y fuego (1), y que mantuvo un gran imperio durante siglos (época por la que sigue suspirando cualquiera que cuente algo en el submundo musulmán), lograrán alguna vez reemplazar a sus actuales gobiernos despóticos e implantar regímenes democráticos. Claro que a Aznar ya le pasó algo parecido respecto a Manuel Azaña, al que puso por las nubes sin saber que fue un golpista jacobino y un auténtico canalla, muy ilustrado, eso sí, pero un canalla.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Así fue el socialismo zapaterino: O te compraba o intentaba machacarte (523)

En el debate a dos del pasado lunes entre Rajoy y Sánchez hubo un momento en que al candidato socialista le dio por reivindicar la política de Zapatero. Aunque no lo dijo con estas mismas palabras, Sánchez sí dio a entender que cuando asuma la presidencia del Gobierno de España tratará de reproducir la forma de actuar de aquella etapa política. Seguro que esa idea (la continuación del método ZP como norma de gobierno) no fue la que más caló dentro de un debate que el matasiete socialista quiso convertir en una reyerta cargada de insultos, de ahí que convenga destacar la idea y advertir así a los navegantes dudosos: ¡Ojo con votar al adoquín Sánchez, es la versión 2.0 (en bruto) de un ZP catastrófico que representa la peor etapa política, con gran diferencia, desde la Transición del 78 hasta nuestros días!
A continuación puede leer un nuevo ejemplo de lo que supuso aquel desafortunado período:

Hay un caso de lo más ilustrativo, el del juez Luciano Varela, que como se sabe ha venido siendo el instructor del primer expediente en el Supremo sobre el juez Baltasar Garzón, por llamarlo de algún modo. El asunto demuestra la forma de actuar del socialismo zapaterino, que dicho sea de paso practica el más sarmentoso de todos los socialismos europeos. Esta gente no quiere saber nada con la democracia o la separación de poderes. Es algo evidente y a las pruebas me remito:

martes, 15 de diciembre de 2015

Actualización a 'Los informes secretos de Pujol' (522)


Aparte de corrupto con avaricia y delincuente confeso, siempre he creído que Jordi Pujol es un mal bicho político. O dicho de otro modo, un perfecto onanista mental (y lenguaraz), con ideas monotemáticas: La Cataluña que nunca existió, aberrante mito a partir del cual quiso (y quiere) crear la Cataluña que nunca existirá, que deberá ser monolítica en su palurdismo y presumir a la par de cosmopolita. O sea, cateta universal.

El desquiciado comportamiento de Artur Mas, discípulo predilecto de Jordi Pujol respecto a ese nacionalismo rancio y dañino, pleno de desacato a unas leyes que solamente reconoce cuando le interesan (habráse visto mayor desfachatez que apelar al Constitucional mientras incumple sus sentencias), ha puesto de actualidad al anciano 'expresident', que pide "reaccionar con toda la energía ante la ofensiva contra el catalán". Veamos, pues, un extenso artículo escrito en 2006 sobre el personaje:
Siempre he creído que Pujol ha demostrado un comportamiento innoble, muy especialmente para los propios catalanes. En Batiburrillo de Red Liberal hay unos cuantos artículos que argumentan el porqué de esa creencia. Hoy citaré alguna reflexión añadida: Nadie ama a su pueblo y al mismo tiempo intenta imponerle un adoctrinamiento basado en el despotismo más hipócrita. Tal es la ideología, conocida como nacionalismo, que Pujol defiende y que falsamente apela a la libertad de decidir mientras deja maniatado todo derecho a cualquier elección. Nadie respeta a los suyos y a la par los considera en minoría de edad incurable, método por el que se justifican y se incentivan cuantas consignas van destinadas a crear buenos catalanes, a los que para ello se les ha mortificado con patrañas, como por ejemplo que a Cataluña se le expolia, y quemado previamente la sangre.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Que la última palabra la tenga el pueblo (521)

Pasqual Maragall, ex presidente autonómico de la Generalidad de Cataluña, en declaraciones a los medios de comunicación en el aeropuerto de El Prat el 14 de abril de 2010: “No puede ser que la última palabra no la tenga el pueblo [en relación al Estatuto]. [El Tribunal Constitucional no debería] tocar ni una coma. […] Estamos igual que en tiempos de Shakespeare. […] La insolencia de lo oficial y la lentitud de la justicia”.

Los nacional-separatistas catalanes dicen ahora que si el Tribunal Constitucional no hubiese alterado el Estatuto que aprobó el Parlamento de Cataluña, que es la representación del pueblo y por lo tanto a quien le corresponde la última palabra, tal vez no se hubiese enturbiado tanto el asunto ni producido la deriva hacia la independencia. En pocas palabras: "Como no nos habéis concedido lo que queríamos, ahora lo queremos todo porque nos asiste el derecho a decidir (ver el artículo 6 de la Resolución 1514)". Los párrafos que siguen reflejan lo que se opinaba tras el referéndum sobre el Estatuto, y además tratan de argumentar que el planteamiento separatista, al no incluir más que a una parte del pueblo, es más falso que un euro de corcho.

sábado, 12 de diciembre de 2015

Decálogo del joven socialista Santiago Carrillo (520)

En la imagen, el joven Santiago Carrillo al frente de una manifestación en Madrid, en 1936, a las pocas semanas de abandonar la prisión como consecuencia de su apoyo al golpe de Estado de 1934. Por entonces, Carrillo era ya el Secretario General de las Juventudes Socialistas Unificadas (PCE-PSOE), asociación creada en abril del citado año. Dos años atrás, en febrero de 1934, precisamente había redactado su famoso decálogo destinado a las juventudes socialistas, que serían llamadas, como toda la izquierda y los republicanos catalanes de ERC, a sublevarse en el mes de octubre contra la República.

El objeto de la realización del decálogo de Carrillo, de ideología muy radicalizada en esa etapa de su vida (como prueba el hecho de ser considerado el 'delfín' del revolucionario Largo Caballero), fue impartir instrucciones militares y políticas a las juventudes socialistas de cara a un próximo alzamiento contra la República, tras perder su partido (entonces el PSOE) unas elecciones democráticamente convocadas. He aquí el decálogo y algunos comentarios (a veces relacionados con la política actual) que el texto del citado decálogo sugiere:

viernes, 11 de diciembre de 2015

Cataluña, otra amenaza a la libertad (519)

El nacional-separatismo catalán lleva 35 años obsesionado no en reforzar lo que ellos, con el máximo desacierto, consideran su idioma propio (los territorios no poseen idioma propio, sí las personas que lo habitan), sino en ir obstaculizando el castellano con una serie de leyes cuyo claro propósito es que el idioma rival desaparezca. Al respecto, cometen dos grandes errores: Considerar impropio al español, lengua materna de más de la mitad de los habitantes de Cataluña y, de paso, cargar de desprestigio al idioma catalán, ya que algo impuesto siempre molesta y mueve al rechazo. Luego en este asunto de las lenguas, como en tantos otros, a los nacional-separatistas les ha faltado talento y no hay duda alguna de que han actuado a lo bruto. Por supuesto que nada conseguirán obrando así, como se detalla en el artículo que sigue y que se refiere al nuevo Código de Consumo cuyo aberrante reglamento elaboran.

Si dejamos al margen el terror y la violencia, aunque todo puede acabar por llegarles a unos ciudadanos catalanes que viven polarizados entre el entusiasmo al régimen imperante y la indolencia propia de los desengañados (se cita una situación del año 2010 que parece comienza a cambiar), ninguna frase más acertada para definir la situación que se vive en Cataluña que esta de Plutarco: Una autoridad que se funda en la opresión, es al mismo tiempo una vergüenza y una injusticia. De régimen extremadamente opresivo, y por lo tanto de vergonzoso e injusto, podría calificarse el sistema político que la mayoría de los catalanes refrenda una y otra vez desde hace más de 35 años. ¡Inconcebible para unas personas que sé de primera mano que aman la libertad porque los conozco bien!

Periodismo estabulado (518)

Para que un país sea realmente democrático no basta con votar periódicamente, es igual de importante o más que se cumplan las leyes y que haya separación real de poderes. Si a eso le añadimos una prensa poco o nada mediatizada por los partidos políticos, entonces podemos encontrarnos ante una situación que podría calificarse de privilegiada. En España, salvo lo de ir a votar cuando toca, las demás condiciones se cumplen de uvas a peras. Es más, en Cataluña no se han cumplido nunca desde el 78 para acá, allí la democracia no pasa de un desiderátum donde los nacional-separatistas tienen a gala pasarse ciertas leyes por el trasero sin que la prensa, especialmente estabulada en esa región, jamás alerte sobre tales desacatos. Luego el cuarto poder es especialmente espantoso en Cataluña.

Los periodistas de izquierdas, los nacionalistas y los apesebrados son capaces de asegurar sin soltarse el pelo que el debate de ayer (17 de febrero de 2010) lo ganó Durán i Lleida, cuya paradójica y más sobresaliente propuesta fue impulsar un pacto de Estado sin creer ni ‘mijita’ en el Estado, que viene a ser como si un fulano se encomendara a Dios desde el más absoluto de los ateísmos; eso sí, hay quien lo hace con una resignación envidiable, caso de Durán, y a condición de recibir en su propio templo autonómico, único que reconoce, unas cuantas raciones del más jugoso maná, sobre cuyo origen no se molestará en preguntarse si es o no divino. Vamos, procedente de ese Estado que detesta.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

A la larga, un empadronamiento, un voto (517)

Este es el año más decisivo para unas elecciones generales desde que recobramos la democracia. Por primera vez hay dos partidos nuevos, de carácter o implantación nacional, con opción de convertirse en bisagra, lo que determinará que los consabidos partidos nacional-separatistas lo tengan más difícil a la hora de practicar el chantaje político, tal y como han venido haciendo desde 1978 cada vez que uno de los partidos grandes PP o PSOE no ha sacado mayoría absoluta. Así pues, todo apunta a que el contador se pondrá a cero en este 20-D y que dentro de pocos días veamos cuál es el nivel de sentido común de los españoles.

Estos días en sus mítines el socialista Pedro Sánchez no ha parado de enumerar a grito pelado unas cuantas leyes aprobadas en la era ZP, e incluso alguna de cuando gobernaba Felipe González. Al final, desgañitándose, el ahora candidato ha venido afirmando que los socialistas no aceptan ninguna lección de nadie. ¡Ninguna!, ha gritado Perico. Bien, pues yo diría que de esa relación de leyes socialistas no vale la pena conservar nada o casi nada, porque todas o casi todas son espantosas y en su momento se aprobaron para que la izquierda sacara provecho de ellas. Provecho no para los españoles en su conjunto, sino solamente para una izquierda que, sobre todo ZP, quería mantener contenta y asilvestrada. En el siguiente artículo podemos ver una de esa leyes maravillosas y solidarias que el socialismo aprobó.

lunes, 7 de diciembre de 2015

26 muertos de frío en Cuba (516)

Como pasa siempre en las dictaduras, sobre todo en las comunistas, la abundante propaganda va por un lado y la realidad por otro. Está claro que lo que aquí se anuncia como una vejez digna y segura es más un 'deseo' que el reflejo verídico de la situación cubana. Una situación cubana, conviene recordarlo, elogiada al máximo por dos formaciones políticas en España (que no españolas): Izquierda Unida y Podemos, dispuestas ambas a implantar en nuestra patria una dictadura comunista a la cubana o a la venezolana. 

En el paraíso comunista de Cuba, donde siempre se nos ha venido presentando la atención sanitaria como modélica (nada más falso), ni siquiera se precisa la sedación para practicar la eutanasia más vil, que es otro posible ‘logro’, por el momento en proyecto, de ZP o ‘Eterno Adolescente’. Basta con dejar morir de frío (sí, de frió caribeño) para deshacerse de ellos, como sucedió con un grupo de enfermos mentales de avanzada edad. “Fuentes del hospital han indicado que tras producirse las primeras muertes se han repartido mantas, abrigos y ropa entre los enfermos y se ha incrementado la dieta de proteínas y calorías, además de adoptarse otras medidas especiales”.

Resulta asombroso que hayan tenido que esperar a las primeras 26 muertes para darles de comer, que es como en realidad debe entenderse la frase eufemística ‘incremento de proteínas’, o para abrigar a los enfermos en lugar de mantenerlos ‘descamisados’ porque en la isla nunca hace frío y al ahorro en calefacción es del 100%. ¡Pobre Cuba, tan admirada por el socialismo zapaterino y toda laya de comunistas (ahora Izquierda Unida y Podemos) y hete aquí que un nuevo baldón cubano salpica a sus admiradores en esta orilla del charco!

"Jesucristo fue un comunista muy significado" (515)

No es el momento de decir cuatro cosas de Cayo Lara, probablemente no tardará en dejar su cargo de Coordinador de Izquierda Unida, por lo que está de más remachar la crítica, y ante su renuncia a las generales es Alberto Garzón el que ocupa el numero uno de la lista y esperemos que muy pocos le acompañen. Lo que sí se puede comentar del señor Lara, al menos desde mi punto de vista, es que en su trayectoria política han corrido parejas la mediocridad y el idealismo candoroso, de ahí que sea imposible decir nada malo de él y tampoco nada bueno. Simplemente, que pase el siguiente Coordinador de como vaya a llamarse el Partido Comunista de toda la vida.

Lo ha dicho el comunista Cayo Lara, y lo ha dicho sin despeinarse y sin reparar en que, si fuese cierto (que no lo es), sería el primer caso conocido de una ideología, la comunista, que desde su aparición viene atacando sin tregua alguna a los seguidores de ese ‘Comunista significado’ que ahora interesadamente reivindica. Los asesinatos masivos de clérigos, monjas y seglares cristianos, así como los asaltos a iglesias y quemas de conventos no son, precisamente, la mejor muestra del respeto comunista a Jesús de Nazaret. Claro que los cristianos poseemos un historial de casi dos mil años, no siempre fáciles, y un futuro tan ilimitado como la especie humana. Mientras que el comunismo, nacido como aquel que dice ayer por la tarde, se bate en retirada allá donde la libertad posee alguna opción entre los ciudadanos. Sólo cuando el socialismo muestra su incapacidad total para conservar el bienestar de un país, como sucede actualmente en España (año 2010), se dan las condiciones para que el comunismo (socialismo real) se desperece tímidamente entre los votantes más radicalizados de la izquierda.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Dos frases para la Historia que nadie debería desconocer (514)

Aunque tiene ya unos meses, la cara de asombro de este bebé da que pensar que ha nacido de milagro y no ha llegado a engrosar la espantosa cifra de esos 110.000 bebés no deseados a los que cada año se les impide ver la luz en España. 

El es el día 6 de diciembre y ante la cercanía de la Navidad, podría ser una fecha de lo más adecuada —el 25 se celebra al nacimiento de un niño— en la que traer aquí dos frases para la Historia. Unas frases que, emparejadas, circulan a buen ritmo por Internet y dan una idea fidedigna de lo intemporal de la maldad de algunos. Definitivamente, parece que no hayamos aprendido nada a lo largo del último siglo.

Pero antes convendría recordar que a falta del paripé en el Senado, donde cualquier enmienda que se introduzca posiblemente será anulada a su vuelta en el Congreso, la ley criminal del aborto libre puede considerarse aprobada. Ante una vileza semejante, diríase que incluso el bebe de la imagen no es capaz de salir de su asombro.

sábado, 5 de diciembre de 2015

Las ventosidades del gran líder cósmico (Divertimento) (513)

Esta misma semana el candidato socialista, Pedro Sánchez, ha comentado que su patria es la tierra, sin precisar en absoluto a qué tierra se refería, si a la de las macetas del patio de su yaya del pueblo, a la de la calle sin asfaltar de la urbanización donde probablemente reside o se construye la casa, a la de alguna hectárea rústica que quizá labre su primo lejano... En cualquier caso, declararse patriota de la tierra como hace Sánchez, omitiendo adrede, como buen socialista, la palabra España, forma parte de ese complejo de siempre achacable a la izquierda española, según el cual lo último que pretenden sus militantes es que se les asocie con una patria de verdad, ¡identificable con una nación multicentenaria como es España!, ya que en ese momento pasarían a integrarse en el bando de los fachas. ¡Y eso sí que no! Un caso aún más estrafalario lo protagonizó otro socialista, léalo si le apetece:


Si la tierra no es de nadie, según ZP, entonces cómo queda el viejo eslogan propagandístico marxista que dice “la tierra es de quien la trabaja”. Es más, si nadie puede arrogarse la propiedad de la tierra, como asegura el bobo solemne (más solemne y bobo que nunca), qué debe hacerse con esos politicastros regionales que se apropian del agua que circula por sus feudos. ¿O es que el agua sí tiene amo en contra de lo que dice, precisamente, la Constitución española?

Parece mentira que un fulano así, cuyo cerebro anda repleto de ventosidades intermitentes y oquedades a intervalos, haya llegado a mandar (y renovar su mandato) sobre tantos millones de españoles. A menos, claro está, que los votantes hubiesen permanecido obnubilados en las dos últimas elecciones generales, la primera a causa de la agitación y propaganda anti PP a raíz del terrorífico 11-M y la segunda como consecuencia de haberse dejado engañar la ciudadanía (por segunda vez) ante un Gobierno que en absoluto reconocía la crisis económica que ahora nos cruje (año 2009). De otro modo no se entiende semejante torpeza colectiva a la hora de darle el poder al “Hijo del Viento”.

viernes, 4 de diciembre de 2015

Para entender el socialismo (512)

Se supone que Coleta Morada es uno de los teóricos actuales del socialismo "avanzado" o "real", que es como se denominó durante años y años a ese comunismo que amagaba de continuo con implantar la felicidad eterna y que lo único que consiguió durante tres cuartos de siglo fue el reparto de la miseria por medio mundo. Ahora Coleta Morada, sospecho que basándose en que la gente ya ha olvidado los estragos del comunismo, quiere ser el presidente del gobierno de España y reimplantar la ideología que reparte grandes tajadas de aire con las que subsistir. Lo malo es que siempre hay el número de bobos suficientes para secundar las causas más peregrinas. Pronto veremos cuál es el nivel de bobería de los españoles. El siguiente artículo ayuda a entender lo que de verdad encierra el socialismo.

¿Qué es? ¿En qué consiste? ¿Qué significa? ¿Cuáles son sus principios básicos? He aquí algunos razonamientos explicados en forma de sencilla analogía para comprenderlo mejor.

Lo que sigue es una argumentación sucinta, casi escolar, en la cual no se revisan las complicadas raíces del socialismo. No se cita a Carlos Marx ni a Lenin y el propósito no es investigar las intrincadas doctrinas emanadas en su día del Kremlin. Nada de eso. Aquí solamente nos situaremos en una universidad imaginaria y narraremos lo que sucedió en el interior de una de sus aulas. De modo que imagina que eres un alumno más y toma asiento en uno de los pupitres.

La discusión sobre el socialismo se suscitó entre un profesor de economía y sus alumnos. Éstos insistían en que el socialismo es bueno, funciona bien y es la mejor ideología para gobernar, pues no existen las clases sociales, ni pobres ni ricos, y todos son iguales. “La producción y la riqueza, argüían los alumnos, se reparten equitativamente entre todos para el beneficio común”.

El profesor, que escuchaba con atención, propuso hacer un experimento con todos sus alumnos y dijo:

jueves, 3 de diciembre de 2015

El País, un nuevo ejemplo de periodismo encanallado (511)

Para quien no lo sepa, digamos que el diario El País fue durante años y años el buque insignia del Grupo Prisa, que comprendía un fabuloso conglomerado multimedia compuesto de TV, Radio, editoriales, prensa diaria y semanal, etc. La espantosa gestión del grupo, cada día más desacreditado porque nunca ha parado de localizar "terroristas suicidas con tres capas de calzoncillos", ha llevado hoy en día a esta gente a malvivir con lo puesto, es decir, a solicitar favores a cualquier político poderoso para que medie en los bancos a fin de que les aplacen o refinancien la enorme deuda. Eso sí, que los enemigos de Prisa no desesperen, cualquier día de estos se oirá una gran explosión. Prisa habrá estallado en mil pedazos a causa de sus impagos y su descrédito. 


En defensa del juez Garzón, al que hace tiempo que cualquier ciudadano decente hubiese mandado a su casa, inhabilitado por un centenar de motivos a cual más grave, los del diario El País y a través de su redactora Natalia Junquera Añón —a saber quién es esta señora— nos ofrecen hoy toda una página visiblemente demostrativa de lo que se ha venido definiendo como periodismo encanallado, actitud que consiste en relacionar una serie de hechos totalmente ajenos entre sí, falsos o con verdades a media los más de ellos, para llegar al resultado que se pretende, que en este caso consiste en desacreditar al juez del Supremo, Adolfo Prego, del que ya veremos si con el tiempo no acaba imputado, como le sucedió a Gómez de Liaño, ese antiguo magistrado de la Audiencia Nacional que tuvo la osadía de relacionar al padrino de Prisa con esa mafia que siempre ha supuesto la televisión de pago que le concedió ilegalmente Mister X.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

El nacional-separatismo catalán declara su odio a la lengua española (510)

El nacional-separatismo, en lugar de convertir al catalán en un idioma de prestigio y cultura que la ciudadanía valore al máximo, ha preferido convertirlo en una lengua de opresión que pretende imponer a la fuerza y a costa de inculcar el odio hacia el castellano, que no olvidemos es la lengua materna de más de la mitad de la población de Cataluña. Tales actuaciones determinan un grado de torpeza extremo que tarde o temprano pasarán factura a los sembradores de odio.

La nueva Ley de Educación de Cataluña, injusta y liberticida como todo lo que se viene aprobando en esa región, avanza un paso más hacia la desvertebración de España, que es exactamente lo que se habían propuesto las formaciones separatistas CiU y ERC (junto al acomplejado PSC del traidor Montilla) al aprobar una norma que perjudica a todo el mundo y que si se cumple convertirá en paletos a las dos o tres próximas generaciones de catalanes, al menos hasta que recobren la cordura y echen a estos políticos tan fanatizados de ahora o sean capaces de desenvolverse por el mundo en inglés o francés.

Entre otras cuestiones, en la crónica del diario ABC se destaca: "ICV, que ha quedado al margen del acuerdo de la ley, fraguado entre PSC, CiU y ERC, arremetió contra sus socios de tripartito y les acusó de haber pactado con CiU una ley «de alta carga ideológica» alejada del debate social". De otra parte, Rafael López, diputado del PPC, afirmó que el texto se ha pactado en la Consejería de Educación y no en el Parlament y se ha cerrado con prisas porque «necesitaban instrumentos para construir nacionalmente Cataluña desde la escuela». O sea, ¡puro y duro adoctrinamiento! "C's, por su parte, denunció que la LEC «es una ley infectada de racismo cultural» que nace para blindar la inmersión lingüística".

martes, 1 de diciembre de 2015

“Los mossos han de pegar incluso en catalán” (509)

La policía autonómica catalana, a juzgar por sus actuaciones, parece estar muy sometida (se entiende que sus mandos) a una enorme influencia política. Si se trata de intervenir en actos separatistas de exaltación de Terra Lluire a cargo de las juventudes de ERC, o bien de quema de banderas de España o imágenes del Rey (Juan Carlos I), todo es pasividad en espera de que escampe la fechoría. Pero cuando la Selección Nacional Española ganó el Campeonato del Mundo de Fútbol (hay otros muchos ejemplos) y la enorme alegría de las setenta mil personas concentradas en el recinto de la Exposición (Paseo María Cristina) comenzó a expandirse por Barcelona, sin dejar de celebrarlo, entonces los Mossos iniciaron una violencia desaforada que incluía cargas, disparos con balas de goma (a una señora le volaron un ojo) y además apalizaron a cientos y cientos de personas. 

El nacionalismo del “charco amarillo” mantiene su airoso rumbo camino del desconcierto total. Cada día nuevas y estrafalarias decisiones a favor de la deriva separatista influyen no poco en el traslado de docenas de empresas y en el empobrecimiento que a la larga tal hecho puede conllevar. De otra parte, la obcecación por el idioma “propio” se ha convertido en un tema clave —y posiblemente único— para diferenciar a la región catalana del resto de España. Lo de la lengua es poco menos que un tema sagrado, de ahí el empeño nacional-separatista en potenciarla a cualquier precio —mientras se restringe el espacio al español—, lo que a su vez determina que algunas personas que deberían mostrarse sensatas dada su profesión pública, en este caso la de periodista, se estén convirtiendo en verdaderos exaltados.

Uno de esos casos es el de Manel Cuyàs, colaborador del diario El Punt, de la emisora de radio RAC 1 y de la televisión autonómica TV3, un trío de medios controlados férreamente (año 2009) por el Tripartito —bien mediante el presupuesto, bien mediante la subvención—, que deben significarse por su fobia a todo lo español —de lo contrario ni un duro— y por su apología continuada de un nacionalismo identitario cuyo santo y seña es el idioma de Pompeu Fabra, curiosamente normalizado bien entrado el siglo XX y hasta entonces escrito y hablado de mil y un modos.

lunes, 30 de noviembre de 2015

Medios de comunicación: En su momento salimos del fuego para caer directamente en las brasas, donde seguimos (508)

Sede de Mediapro en el Centre Audiovisual Imagina de Barcelona, ubicado en la Av. de la Diagonal. Imagen: Wikipedia.

Prisa ha representado lo peor del felipato a lo largo de la Transición y de la calamitosa etapa democrática protagonizada por la izquierda, tan corrupta en lo material como en lo ideológico. También Prisa ha supuesto, al menos inicialmente, el respaldo al lado oscuro del arbitrario régimen zapaterino, al que catapultó al poder mediante unos “terroristas suicidas” y otras falsedades —incubadas “casualmente” en el mismo avispero—, que se propalaron siempre en forma de sucias consignas con las que en los momentos clave, desde 2002 en adelante, no dejó de arengarse a la manifestación callejera y en contra del período de reflexión que fija la ley.

Por eso Prisa, dicho a modo de resumen de apremio, pasará a la historia de la infamia y de los medios de comunicación como la madriguera de cuanta mentira periodística y fervor interesado —con el añadido cínico de ciertas ínfulas éticas y libro de estilo— han narcotizado a España en la presente generación y la han embadurnado de un izquierdismo de garrafa que no soporta el más leve análisis histórico, intelectual o decoroso.

Delara Darabi, un nuevo crimen del islamismo que debe recordarse (507)

El 1 de mayo de 2009 fue llevada a la horca y ejecutada (lo correcto sería escribir asesinada) la joven Delara Darabi, artista iraní sobre la que todo apuntaba a su inocencia.  

Cuando el conocimiento está al alcance de todo el mundo, asunto a lo que Internet ha contribuido en no poca medida, el gran mal de nuestro tiempo sigue siendo la dificultad que aún tienen algunas ideologías para evolucionar y embriagarse, valga la expresión, del respeto a los derechos humanos. Comenzando por el principal de esos derechos, el respeto a la vida. Hablo de ideología en el sentido político, por supuesto, pero también en el religioso o doctrinario, que tan a menudo se entrelaza con lo mundano cuando el progreso ético ha sido casi inexistente.

El caso más paradigmático de una religión politizada hasta la saciedad, que en absoluto respeta los derechos humanos y que desde sus inicios demostró un desprecio brutal hacia la vida de las personas, vendría representado hoy por el islamismo, una especie de religión —por llamarla de algún modo— que acoge en su seno a más de 1.200 millones de personas incapaces de sacar el pie del lodo, tal es el grado de sometimiento en el que se encuentran esos seres humanos.

domingo, 29 de noviembre de 2015

Los aledaños del Gobierno a guantazo limpio (506)

José Luis Rodríguez Zapatero nunca fue un bobo solemne, se limitaba a simular el gesto para que sus enemigos lo tomaran como tal y se confiaran. Eso sí, fue más malo que la carne de pescuezo y no le importó, como es posible leer en el artículo, ir escabechando a unos cuanto colegas de partido para evitar que alguno acabase por sublevarse y echarlo a él. Pero de bobo nada, en todo caso hipócrita hasta en el gesto.

Próximas las elecciones generales del 20D y como aviso a navegantes, aporto hoy otro episodio que narra cómo fue el último socialismo con mando en plaza al que los españoles logramos sobrevivir, el de Rodríguez Zapatero, también conocido como "El Eterno adolescente" o ZP. De entrada conviene aclarar que ZP, mediante un pacto cargado de nocturnidad y felonía establecido con Artur Mas, fue quien desencadenó la deriva separatista que aún se mantiene en el alero catalán. Así, pues, digamos que el conocimiento del pasado nos ayuda a entender el presente y por lo tanto a no confiar ni un milímetro en ese socialismo que siempre acaba por empobrecernos, dejarnos sin trabajo y con España hecha jirones.

Artículo
Zapatero nunca ha demostrado autoridad alguna para controlar a su propio partido. Ha carecido del poder de convicción que todo líder auténtico debe poseer y en consecuencia desde el primer momento optó por la represalia para mantener quietos a los suyos. Así sucedió con el vasco Redondo Terreros, el valenciano Lerma, el catalán Maragall, el madrileño Leguina, el extremeño Rodríguez Ibarra, el gallego Vázquez…, personajes que fueron apartados más o menos bruscamente para evitar que alguno de ellos le hiciese sombra. Personajes entre los que igualmente podría incluirse al manchego José Bono, al que no dudó en nombrar ministro y luego presidente de las Cortes para desubicarle de su feudo.

sábado, 28 de noviembre de 2015

Instituciones fuera de la ley (505)

Han sido numerosos los actos de homenaje a los terroristas de Terra Lliure, casi siempre a cargo de las Juventudes de ERC e invariablemente cargados de impunidad. En la pancarta de estos descerebrados se indica: "Ni olvido", "Ni Perdón". Es decir, estos tipos envilecidos nos muestran que no piensan olvidar la fechoría de uno de sus fundadores, cuando fue pillado con las manos en la masa mientras intentaba practicar un atraco junto a otros "colegas" ideológicos. Fue herido en un enfrentamiento contra las fuerzas del orden y abandonado por sus valeroso cómplices de Terra Lliure, lo que determinó su fallecimiento al no ser atendido a tiempo en un hospital. Me pregunto si ese tipo de canallada merece un homenaje continuado donde siempre se apele al recuerdo y el odio.

Hace muchos años que la ley no se respeta en Cataluña, pero no solo sucede en materia lingüística, sino en otras cuestiones relacionadas sobre todo y paradójicamente con la Justicia. El término queda anotado así, en mayúscula, para que se advierta que las irregularidades aluden a todos sus estamentos superiores: jueces, fiscales, secretarios y abogados. A continuación refresco la memoria de los lectores de este blog con uno, simplemente uno, de esos casos sangrantes en el que los delincuentes se fueron de rositas:

Artículo
Asegura el clásico que “todos somos iguales ante la ley, pero no ante los encargados de aplicarla”. Lo demostraría así un acto de apología y exaltación terrorista tolerado por la Fiscalía en Barcelona, a la que se le pidió que actuase para impedirlo, sin que hiciera nada. De modo que pudo consumarse un homenaje al terrorista catalán Martí Marcó, cofundador de Terra Lliure —banda de delincuentes que cometió más de 200 atentados— , el cual fue pillado in fraganti por la Policía cuando, junto a otros dos compinches, se disponía a asaltar un furgón blindado. Posteriormente, malherido en la refriega, el terrorista fue abandonado por sus “valerosos” cómplices en el interior del coche utilizado, con las puertas abiertas y en una calle de Barcelona.

viernes, 27 de noviembre de 2015

¿El socialismo real es libertad? No, es opresión y mortandad (504)

Acceso al cementerio polaco de Katyn, donde reposan los cadáveres de 22.000 civiles y militares masacrados por el comunismo soviético tras la invasión de Polonia. La masacre se produjo con la autorización de Stalin y otros cuatro miembros del Politburó, a instancias de Beria, el jefe de la NKVD (policía secreta soviética). Cayeron miles de oficiales del ejército polaco, policías, intelectuales y otros civiles, todos ellos fusilados por el simple hecho de ser polacos, lo que constituye un verdadero acto de genocidio muy alejado de quienes siempre, de boca para afuera, se han declarado partidarios de la libertad. Por cierto, me gustaría saber qué tienen que decir los comunistas Alberto Garzón y Pablo Iglesias de todo esto.  Imagen: Wikipedia.

El libro negro del comunismo, obra aparecida en Francia a finales de los 90, atribuye 100 millones de muertos —asesinados— a esa ideología perversa e inhumana que durante el siglo XX “erigió el crimen en masa como forma de gobierno”. Desde entonces, a medida que van abriéndose los archivos de lo que fue ese verdadero imperio del terror denominado URSS, no han dejado de surgir nuevas evidencias que avalan o refrendan tan espantosa cifra de cadáveres.

Parte de la sinopsis de El libro negro del comunismo dice así: “¿Cómo [es posible que] un ideal de emancipación y de fraternidad universal pudo transformarse, un día después de la Revolución de Octubre de 1917, en una doctrina del poder absoluto del Estado, que practicó la discriminación sistemática de grupos sociales y de naciones enteras y recurrió a las deportaciones en masa y, muy frecuentemente, a las masacres?”.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Me declaro incompatible con el Estado de las Autonomías (503)

Es un buen momento para recordar que el patriotismo es amor a lo propio, a diferencia del nacionalismo (el que sea), que igualmente ama lo propio pero no deja de sentir odio a lo ajeno e incluso precisa señalar un enemigo. Por eso, para el que simplemente se sienta patriota de España, sin odiar nada ni a nadie, basta con sentir la ilusión del jovencito que exhibe su bufanda. 

Lo más razonable es situarse a favor de determinadas causas y a ser posible mostrar siempre cierto juego limpio, es decir, ser un aficionado o simpatizante sin llegar al grado de la radicalidad. Pero eso solamente es en teoría, porque a la hora de sentir nuestros colores, sean de un equipo de fútbol, un partido político o, en la actualidad, opinar sobre una actuación concreta en un territorio marcado por la violencia, como sería el mal denominado conflicto de Gaza, lo habitual es decantarse a favor de una de las partes hasta adquirir uno el grado de forofo. Ojo, y digo mal denominado porque ese conflicto probablemente no existiría sin que previamente el sur de Israel se hubiese visto envuelto en ataques continuados.

No, el artículo de hoy no trata sobre Gaza. Sigamos.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Que conste que Aznar y otros alertaron a Obama (502)

No parece que Barak Obama haya prestado demasiados oídos a los mensajes de advertencia de varios expresidentes iberoamericanos sobre el auge de los populismos en Sudamérica. Al presidente USA se le avisó al iniciar su primer mandato y entonces los populismos apenas despuntaban. Ahora, casi ocho años más tarde, ha quedado claro que Obama no solamente no ha hecho nada para evitar las dictaduras en Sudamérica, que han alcanzado ya su cenit, sino que como buen progre admirado por la izquierda en España ha preferido darle un certificado de buena conducta a los hermanos Castro.

Decía Hemingway: “La sabiduría de los ancianos es un error. No se vuelven más sabios, sino más prudentes”. O lo que es lo mismo, el hombre cauto usa el hoy para prevenir el mañana. Y es que la imprudencia, ya se sabe, en no pocas ocasiones suele preceder a la calamidad, muy especialmente si el gobernante tiende a suponer y poner en práctica lo que afirmaba Jaime Balmes: “El pueblo comprende antes el lenguaje de las pasiones que el de la razón”.

Tal es la causa de que los populismos o socialismos apelen incesantemente a la práctica de determinadas pasiones, lo que no es algo distinto a tratar de imbuir una situación eufórica, de arrebato emocional, que mantenga ensimismado a ese mismo pueblo y como absorto ante la consigna reiterada. Una consigna que desde luego equivaldría al “todo vale” si hubiese que describirla en lenguaje contemporáneo. Siempre que ese “todo” convenga para conservar la clientela de los populistas-socialistas y de paso desacreditar la sensatez  de la derecha.

martes, 24 de noviembre de 2015

Los fascioseparatistas de ERC, según Camacho (501)

Acto de homenaje de las JERC a Terra Lliure, una banda terrorista que cometió varios asesinatos y numerosos atentados. Al pie de la imagen, una serie de banderas de partidos nacionalistas radicales y similares, junto a las de varios estados con dictaduras comunistas. En pocas palabras: La crem de la crem de la escoria política.

Ignacio Camacho, igual que yo —o por mejor decir: yo, tratando de expresarme igual que él (pongamos delante al maestro)—, siente una especial repulsión hacia Esquerra Republicana de Catalunya, ese conglomerado fascioseparatista (fascista+separatista) y filoterrorista que un calamitoso día asaltó el poder de la Generalidad catalana, con intención de quedarse y sin contar con mérito alguno ni votos suficientes para ello. Lo hizo, sucesivamente, con el exclusivo apoyo de dos tipos a cual más despreciable políticamente hablando: Los socialistas Maragall y Montilla, ambos deseosos de ascender a la máxima poltrona del “Palau” y ambos, por lo tanto, dispuestos a pagarle a los palurdos radicales de ERC el precio que pidiesen. ¡Y vaya si lo han ido cobrando!

La sabiduría de Antonio Mingote (500)

La genialidad definiría la trayectoria del gran Mingote, catalán de Sitges, de padre aragonés, madre catalana y afincado en Madrid durante muchos años, ciudad donde más a gusto se sentía, según confesó en alguna ocasión, y que eligió para morir. No olvidemos que es imposible decidir el lugar donde a uno lo nacen pero si puede escogerse donde se desea morir y ser enterrado. Y ese, el lugar escogido para la muerte y la sepultura, es el que en verdad acaba dándonos el paisanaje sentimental. 

Decía Aristóteles: “Hay la misma diferencia entre un sabio y un ignorante que entre un hombre vivo y un cadáver”. Lo que ocurre es que es preciso vivir muchos años, observando nuestro entorno con no poco espíritu crítico, y a poder ser distinguiendo lo esencial de lo fugaz, la propaganda política y el adoctrinamiento ideológico de la vileza que conllevan. Quizá, solo quizá, así fuese posible que la sabiduría apenas le rozara a uno. No es el caso de Mingote, nuestro sabio y acreditado humorista-poeta, cuya obra, de gran viveza intelectual, demuestra que la sabiduría le impactó de lleno hace muchos, muchos años.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Esperanza Aguirre siempre lo ha entendido: Se trata de plantar cara a la izquierda (499)

Esperanza Aguirre: Simplemente la mejor.

A la izquierda es imposible pararle los pies con buenas palabras o con apelaciones al cumplimiento de la ley, lo mismo que ocurre con el nacional-separatismo. Un historial delictivo de más de 100 años de violencia y opresión en los países donde la izquierda ha dominado o un balance de más de 100 millones de asesinatos e incontables torturas a su cargo, como cualquiera que no fuese un sectario reconocería, acreditan de sobras lo expresado en el primer párrafo. Desde siempre, la izquierda ha buscado la unanimidad a través de la violencia y la coacción, sin percatarse una y otra vez que tal método supone una labor baldía —frente al deseo de libertad y orden democrático real del ser humano— y que lo máximo que consigue es despertar a la derecha no acomplejada, que acaba por aunar en sus filas a la mayor parte de la población y acaba "apalizando" a las izquierdas. Tal situación es la que se dio en la Guerra Civil, cuando los insensatos izquierdistas del Frente Popular, que incluía a los anarquistas aunque no presentaran candidaturas, llegaron a creerse los muy anormales que debería respetárseles el “derecho” a la violencia.

Lo que ocurre es que la derecha suele tardar demasiado en reaccionar, ofreciendo a menudo la otra mejilla; pero cuando reacciona, cargada de razones como consecuencia de las iniquidades recibidas, suele ser inmisericorde y acaba por mandar a la izquierda al estercolero. Y es a eso a lo que no hay que llegar en ningún caso. Precisamente para evitar situaciones de gran violencia, que es adonde se desemboca casi siempre, lo más sensato es plantar cara a la izquierda tan pronto se pueda y dejarle ver que no va a salirle gratis el intento de imponer sus ideas a través de unos métodos que a menudo desbordan las normas. Es decir, la derecha debe comenzar por desenmascarar a la izquierda y además debe hacerlo de forma clara, en la calle, en los medios y, sobre todo, en el Parlamento. Por supuesto, para tomar una decisión así, como es la de enfrentarse a la izquierda con algunas de sus propias armas, es preciso que la derecha cuente con un líder que además de carisma posea valor y esté convencido de que el apaciguamiento es una inutilidad que conduce a lo peor. No es el caso de Rajoy, evidentemente, al que considero más bien partidario de templar gaitas.

domingo, 22 de noviembre de 2015

¿Qué encierra la alabanza de tu mayor enemigo? (498)

El equilibrio adecuado entre dos naciones vecinas suele darse cuando sus mandatarios poseen la dignidad y ética necesarias, por eso cuesta creer que estos dos se llevasen tan bien sin que uno le limpiase las botas al otro. Se admiten apuestas acerca de quién desempeñó el papel de limpiabotas.

Qué pensaría usted si de repente fuese ensalzado por su mayor enemigo. Digo bien, enemigo. Pongamos un ejemplo: Que deberíamos suponer si determinada historiografía afirmase que el cartaginés Anibal en ningún momento dejó de alabar a Roma y en particular a su general Escipión. Como poco debería sospecharse que hay gato encerrado detrás de los halagos. O bien, que quizá de un modo atolondrado uno no se está preocupando de poner los medios para defender lo propio. Porque no olvidemos que la alabanza suele ser la práctica de los tiranos destinada a confiar al enemigo, digo bien, enemigo, y así arrebatarle con mayor facilidad la presa que codician. Cuanto más, si se conoce que el receptor de las adulaciones suele hincharse como un pavo al recibirlas.

Pues algo similar ha sucedido recientemente: “Mohamed VI, muy satisfecho por el ‘nivel de concertación política’ con Zapatero. Es decir, el tirano marroquí, según la agencia MAP y recogido por Europa Press, envió a Zapatero un mensaje con motivo del Día de la Hispanidad, en el que manifestó su gran satisfacción por el “nivel distinguido de la concertación política permanente y constructiva” entre Rabat y Madrid y de las relaciones económicas y comerciales entre ambos países.

Lo que faltaba, ¡ahora me entero de que somos racistas! (497)

El Reino Unido es una nación admirable por infinidad de razones y tal vez la primera de ellas sea el envidiable patriotismo de sus ciudadanos. Un patriotismo que, lamentablemente, en no pocas ocasiones conduce al desprecio de lo ajeno y es el punto en que se convierte en soberbia. Y la soberbia británica, no nos engañemos, a quien le afecte en alto grado acaba por convertirlo en idiota. Tristemente, hay demasiados soberbios de alto grado en las Islas Británicas que van por la vida acusando de racismo a los demás.

Tal y como yo lo veo, en la actualidad los británicos son gente de lo más civilizada y democrática, pero durante buena parte de su historia les ha caracterizado la soberbia y el racismo. No es preciso poner demasiados ejemplos de esa característica, bastaría citar cómo se comportaron en cada una de sus colonias: dando un horrendo trato de raza inferior a los lugareños. Por eso tiene narices que ahora, quizá porque Londres es ya Londostán, se les haya ocurrido acusarnos a los españoles de racistas. Así se desprende de una noticia difundida por la agencia EFE que reflejan varios medios, por ejemplo El Mundo mediante este titular: “Inglaterra se niega a jugar en el Bernabeu”. 

En España tenemos infinidad de defectos, el que más nos retrata en los últimos tiempos es nuestra condición de aborregados respecto a la clase política, que nos está comiendo la patria por los pies y aquí no pasa nada. Cuando un politicastro deja de decir que “el concepto de nación es discutido y discutible”, otro afirma que “la idea de España me la sopla” o un tercero habla del “coñazo” que supone asistir al desfile de las FFAA. Y me refiero solamente a los partidos que se definen de ámbito nacional, que esto sería interminable si tuviese que citar las ocurrencias de los nacionalistas. Es decir, niego que uno de los defectos de los españoles sea el racismo, salvo en el caso de unos cuantos sabinianos del PNV, por supuesto.

sábado, 21 de noviembre de 2015

Llamazares se va, que le den una gran cruz al tonto útil (496)

A partir de que el castrista Gaspar Llamazares dejó de ser el jefe de los comunistas españoles, cuestión que se decidió en una dimisión de última hora y justo cuando sus "camaradas" estaban a punto de arrastrarlo por los pies para echarlo a la calle, hubo al menos tres docenas de personas que, durante meses y lámpara en mano, se dedicaron día y noche a recorrer España en busca de alguien que se acordara del político. El resultado de tan ansiada búsqueda fue incuestionable, lo más cercano al recuerdo de Llamazares se produjo cuando un viejo de pueblo, comunista en sus tiempos mozos y hoy concesionario de la Seat, respondió: ¿Llamazares, lo cualo?

De toda su nefasta y torpe labor, que al más genuino modo soviético ha llevado casi a la extinción a Izquierda Unida, el necio Llamazares afirma ahora, cuando por fin anuncia una dimisión que las bases comunistas le venían pidiendo desde hace muchos meses, que se enorgullece sobre todo de haber encabezado las movilizaciones contra la guerra de Irak. ¿Cuál de ellas, mendrugo? Porque en Irak hubo dos guerras y en la primera, bajo el gobierno de Felipe González, no se os vio el pelo a los de la izquierda sarmentosa —valga la redundancia.

En otro de esos párrafos típicos de un izquierdista demagogo —valga aquí el emparejamiento de sinónimos—, el anticuado Llamazares ha osado nada menos que soltarnos esta frase: “…he dimitido para evitar que la IX Asamblea de los días 15 y 16 de noviembre se convierta en una ‘Asamblea del reproche y del retrovisor, llena de alusiones al pasado”. Ha añadido que “la decisión no ha estado motivada por la ‘presión’ de sus ‘adversarios’ en el seno de la federación”. Pues mira, eso mismo creo yo, que te vas porque no te es posible controlar las adhesiones entusiastas de los militantes y de paso a la treintena de diputados de tu grupo parlamentario. ¡Ah!, que solo son dos diputados contándote a ti. ¡Vaya por Dios, disculpa, un error lo tiene cualquiera!

viernes, 20 de noviembre de 2015

Yo sólo quiero saber de mi abuelo… (495)

El cuadro representa la suma de características positivas que pueden darse en el ser humano. Cuanto más abundantes sean las que poseamos de entre las destacadas en el cuadro, tanto mejor será la sociedad en la que nos hayamos integrado y más alta su moralidad. Ya que sin moralidad, la existencia dentro de una colectividad se convierte en un sin vivir, en una selva.

Es conocido que la degradación moral se originó en el felipato, al efecto recordemos la frase del socialista Tierno Galván: "Madrileños, al loro, y el que no esté 'colocao' que se coloque". Pero esa degradación no fue corregida en la medida necesaria —guste o no leerlo— durante la etapa de Aznar, un personaje eficaz en aspectos como la lucha antiterrorista pero que prefirió dedicar la mayor parte de su esfuerzo a la economía, donde realmente lo hizo bien, aunque desistió de la verdadera reforma política, consistente en imbuir en la sociedad, mediante la educación y las leyes adecuadas, una mayor integridad moral y ética, el apego definitivo a una Justicia independiente —que Aznar no quiso liberar de los partidos políticos—, así como el respeto absoluto a la vida y a nuestros mayores. En frase del británico Charles Kingsley: “La única forma de regenerar el mundo es que cada uno cumpla con el deber que le corresponda”.

La degradación moral a la que nos está llevando el gobierno de ZP, ¡y en tan sólo cuatro años y medio!, ha hecho que hasta los viejos chascarrillos se queden anticuados. De modo que voy a ofrecerles un ejemplo de los años 90 y al final su versión actualizada. En la primera parte de la década citada, cuando, tras una larga etapa de gobierno del PSOE, el número de desempleados llegó a rozar los cuatro millones, era frecuente que alguien explicase de este modo su situación y su propósito:

Sí, estoy en paro desde hace tiempo, vivo a costa de mi padre hasta que pueda hacerlo a costa de mi hijo”.

Teoría de los marxistas y las flores del Ártico (494)

Draba lactea o magnolia ártica, preciosa flor que vive y se reproduce desde hace siglos en el Círculo Polar Ártico y cuya misión consiste, valga la ironía, en darle la razón al Nobel José Saramago, que nos avisó hace unos años de la catástrofe ecológica que estamos montando los de derechas y del calentamiento global que la acompaña, hasta el punto de que según dijo: "...un día de estos comenzarán a nacer flores en el Ártico". 

El enlace a una determinada noticia me lleva a leer un artículo de Saramago, quien en su deseo de afear lo que él considera la incredulidad de la derecha respecto al cambio climático no se priva de dar nombres y apellidos de gente del PP, por ejemplo el de José María Aznar, respecto a la doctrina oficial de la izquierda (las cosas como son), que es la suya, y que el portugués aprovecha para ofrecernos el razonamiento definitivo a fin de que aceptemos su postura: “No importa que un día de estos comiencen a nacer flores en el Ártico”.

Sabes qué, so Nobel, ¡ya nacen flores en el Ártico!, sucede desde hace siglos. Cada año florecen rosas y magnolias en Groenlandia y buena parte del Canadá y Alaska, entre otros países cuyos territorios se encuentran total o parcialmente dentro del Círculo Polar Ártico. ¡Ah!, ¿que te referías al polo polo por la gloria de tu madre? Pues no, ahí jamás nacerán flores, al menos terrestres, porque si se llegara a derretir el hielo del Polo Norte lo que quedara sería puritito mar. No, ahí, en medio del mar no nacerán flores, nacerán alcornoques, una especie que es poco probable sea catalogada como en extinción, a juzgar por su abundancia vegetal y a veces animal. No sé si se me entiende bien el “piropo” que te dedico.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Quintacolumnistas marxistas en USA (493)

Falta Trotski para completar la nomenclatura de la infamia. Eso sí, la izquierda de hoy en día se siente muy orgullosa de todos ellos. Véase, sino, esos populismos radicales y totalitarios que recorren toda América, desde México a la Patagonia, y que aquí en España están representados por un tipejo que se autodenomina "Coleta Morada".

La quinta columna marxista en los países democráticos, especialmente en los de Europa occidental y Norteamérica, ha sido siempre de lo más activa. En España, su representación genuina podríamos atribuírsela a la Brigadas Internacionales, financiadas generosamente por la Komintern, es decir, directamente por Stalin, y cuyos componentes eran todos comunistas acreditados. Hubo gente de buena fe, sin duda alguna, pero también hubo mucho canalla suelto, con instinto asesino, que se incorporó a esas brigadas en el intento de saciar su sed de violencia o su radicalidad.

Luego vino la Guerra Fría, que duró hasta la caída del muro de Berlín, y entonces una serie de intelectuales marxistas se posicionaron en el interior de las democracias europeas a favor de la URSS, un imperio de instinto expansionista, de nulo espíritu democrático e inexistente respeto tanto por la vida humana como por la libertad del individuo. Pero los intelectuales marxistas del mundo occidental, a modo de una nueva quinta columna, persistieron en su propagandístico apoyo. ¿A qué obedeció esa actitud tan poco intelectual, tan sinsentido con lo que se sabía ya de la atroz dictadura soviética? ¿A qué obedece que hoy, con lo que se conoce de Cuba, Venezuela y otros paraísos socialistas, por ejemplo, sean tan defendidos esos regímenes tiránicos e incluso la isla-cárcel figure en los libros de Educación para la Ciudadanía como un modelo a imitar?