viernes, 4 de septiembre de 2015

Campmany (10º aniversario) (378)

Campmany falleció hace 10 años, se cumplieron el 13 de junio. En la imagen, el rostro del gran Campmany nos ofrece una sonrisa pícara y simpática solamente comparable a la de otro grande, Josep Pla, también de grato recuerdo.

Se nos ha muerto Campmany en un año de sequía. Claro que para él, como buen murciano confeso, la sequía era el pan nuestro de cada día en esta tierra castigada —a la que amaba desde la distancia de su Madrid venturoso— por la mano de la naturaleza y la de algunos hombres vendidos al mejor impostor, repito y enfatizo: ¡al mejor impostor! Lo que más siento de tan lamentable pérdida, quizá él también pudiera considerarlo así —o al menos se desprendía de sus escritos—, es que se ha llevado consigo ese regusto amargo de la España repudiada por quien mayor obligación adquirió de cuidarla, ese horroroso político conocido como ZP.

Ha fallecido un maestro y un ejemplo para muchos: Campmany. Con el apellido sobra para que todos sepan de quien se habla y a quien se ensalza. Hasta la víspera de su sentirse mal, de su indisposición repentina, Campany trabajó en la redacción de ese folio diario que hoy también publica ABC. ¡Quién pudiera mantener el discernimiento y la voluntad de escribir hasta los ochenta años! ¡Qué envidia! ¡Quién pudiera acarrear a sus espaldas, como don Jaime Campany y Díez de Revenga, sesenta y dos años dedicados a escribir y a enseñar! Descanse en paz el gran columnista del periodismo contemporáneo. Honor a él en el décimo aniversario de su fallecimiento.

Artículo revisado, insertado el 13 de junio de 2005 en Batiburrillo de Red Liberal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios moderados.