sábado, 5 de septiembre de 2015

Nacionalistas, 'si sacan tantos votos por algo será' (380)

Los siete cabeza de lista de las últimas elecciones catalanas (año 2012). De izquierda a derecha: Albert Rivera (Ciudadanos), Joan Herrera (ICV), Pere Navarro (PSC), Artur Mas (CiU), Alicia Sánchez-Camacho (PPC), Oriol Junqueras (ERC) y Alfons López Tena (Él sabrá). De los siete, solamente hay dos, Rivera y Sánchez-Camacho que condenen con claridad la ilegalidad que supone la deriva hacia el separatismo. Navarro y Herrera secundan el derecho a decidir, pero miran hacia otro lado cuando hay que pronunciarse sobre la independencia. Los otros tres, Mas, Junqueras y López, viven en un estado de intoxicación permanente, en grado de sobredosis, de esa ficción en la que solo cuenta lo diferencial.

Hace unos tres años, en este mismo blog publiqué un artículo titulado Cataluña ha expoliado a España tres billones de eurosTres billones con B de barbaridad. La cifra es un disparate, pero a lo largo del artículo se hacen las cuentas y se argumenta el origen de las mismas. En el citado artículo, uno de los lectores insertó un comentario sobre los nacionalistas y al final realizó una afirmación bastante interesante: "...pero si tantos votos sacan por algo será".

Este es el tipo de respuesta que entonces le ofrecí (revisada hoy), pero no para contradecir su opinión sino para complementarla:

—Sacan muchos votos porque en Cataluña no han conocido aún la democracia, que consiste en algo más que votar cada cuatro años. Allí pasaron, sin solución de continuidad, de la dictadura franquista a la nacionalista.

—Sacan muchos votos porque llevan casi 35 años adoctrinando a la población por tierra, mar y aire, que consiste básicamente en sembrar animadversión hacia España y aportar falsedades para incrementar la credibilidad de los numerosos disparates identitarios.


—Sacan muchos votos porque contra lo que parezca no practican el patriotismo, que se asienta en el amor a lo propio y el respeto a lo ajeno. El sentimiento noble del patriotismo lo sustituyen por el nacionalismo identitario, que inculcan en todos los niveles de la enseñanza y de la sociedad que controlan. Vendría a quedar definido por el delirio hacia lo propio y el odio obsesivo hacia lo ajeno.

—Sacan muchos votos porque tienen comprada a toda la prensa regional y parte de la española (por ejemplo la edición catalana de El País) y tanto una como otra se muestra muy sumisa con el nacional-separatismo.

—Sacan muchos votos porque la deuda pública de 60.000 millones de euros que tienen los catalanes, y que van conllevando mediante el rescate del FLA, ha ido destinada a crear empresas y asociaciones públicas con vistas a impulsar lo diferencial y a enchufar a los amiguetes del partido.

—Sacan muchos votos porque en paralelo han creado multitud de asociaciones a las que les dan verdaderas millonadas, como por ejemplo Omnium Cultural (por citar solamente a una de ellas), que recibe anualmente más de 6 millones de euros y a cambio organiza mil actividades independentistas, como pueda ser la manifestación anual del 11 de septiembre en Barcelona o las campañas de boicot a los productos españoles.

Podría seguir, pero de momento parece suficiente para comprender el porqué sacan tantos votos estos indeseables totalitarios. En resumidas cuentas, ese tipo de régimen nacionalista radical, cuya obsesión es lograr la independencia a toda costa, aplicado durante más de 30 años a cualquier región del mundo daría el mismo resultado: USA nos roba, Alemania nos roba, Francia nos roba....


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios moderados.