viernes, 31 de julio de 2015

Sobre la 'voluntad de ser' en el nacionalismo, 4 de 5

El nacionalista se ha convertido en un "friki" de sí mismo. Y lo bueno es que manifiesta encantado su estrafalaria condición. 

El historiador e hispanista francés Pierre Vilar afirma que en los años 60 del siglo XIX la burguesía catalana, origen del separatismo de hoy, soñó con un estado español al servicio de una nación catalana que se industrializaba a marchas forzadas mientras que la mayor parte del resto de España permanecía malviviendo de la agricultura y la ganadería.


Pero en esa segunda mitad del XIX, que debía marcar el apogeo del catalanismo y la teórica subordinación de España a quienes se consideraban más preparados, se produjeron abundantes acontecimientos que imposibilitaron el dominio político y financiero catalán: Continuas escaramuzas y estados de guerra contra el sultán de Marruecos, con la intervención de generales de renombre, como Narváez, Prim, O’Donell, etc., que acabaron por presidir el Consejo de Ministros y que establecieron cierta rigidez gubernamental incompatible con el deseo de expansión de las ideas políticas de la burguesía catalana.

Sobre la 'voluntad de ser' en el nacionalismo, 3 de 5

Un grupo de burgueses catalanistas (no hay más que ver sus indumentarias) visitan la sede de ABC en Madrid, en 1907. Por su aspecto físico, el señor que aparece en el centro, con chistera, bastón y un cigarro puro en la boca, podría ser Francisco Cambó, que inició un catalanismo moderado compatible con la idea de España, hasta tal extremo que Cambó llego a ser ministro durante el reinado de Alfonso XIII. 
En las anteriores entregas se plantearon algunas de las características de la “voluntad de ser”. Se dijo, en primer lugar, que es un sentimiento relativamente reciente, nacido quizá a mediados del siglo XIX y desarrollado en el turbulento e intolerante siglo XX. Segundo, que quien posee hoy el “germen” de ese sentimiento tan vehemente, basado más en mentiras que en hechos diferenciales ciertos, encubre a menudo un trastorno de superioridad inculcada, por no decir grabada a fuego en la niñez, y no goza necesariamente del equilibrio intelectual más adecuado para diferenciar lo que es justo de lo que no lo es. Ojo, no estoy llamando locos a los nacionalistas, sino imbuidos de una fe casi satánica que en buena medida les priva de contemplar la realidad de su entorno. 

Las injusticias a las que los nacionalistas dicen estar sometidos desde hace siglos, no olvidemos que tienden a considerarse representantes exclusivos de sus territorios, son las que cimientan y explican un odio tan atroz hacia la idea de España. Porque nadie ama, es evidente, a quien te trata mal o te desprecia. Pero si ese maltrato, aun en el caso de ser cierto cuanto se afirma, no fuese exclusivo de determinadas regiones con gobiernos separatistas, sino que formase parte de un maltrato y desprecio generalizados hacia todas las provincias españolas, entonces sólo cabría hablar de malos gobernantes no de patrias odiosas y ofensoras. Luego existe algo más, sin duda relacionado con el poder, que justifica la hasta cierto punto abstracta “voluntad de ser” que algunos padecen y alegan.

Sobre la 'voluntad de ser' en el nacionalismo, 2 de 5

Desde bien pequeñitos (y desde hace 30 años), a los escolares catalanes se les inculcan sentimientos independentistas, como es posible observar en la imagen. En este caso se hace a través de unas manualidades muy sencillas que consisten en enlazar "estelades" (banderas no oficiales, o sea, independentistas) para formar una caja destinada a los lápices. El trabajo posee el rasgo subliminal (persuasión indirecta) que supone aunar elementos (banderas) y alcanzar así un objetivo, la caja, que equivale en este caso a la independencia. Es, con absoluta claridad, un lavado de cerebro destinado a crear independentistas. No hay duda alguna, quienes así actúan con los niños son unos catalanes despreciables. Esta misma imagen, pero con la bandera oficial de Cataluña, la "senyera" solo de las cuatro barras, supondría algo muy distinto: patriotismo. 

La devoción a la “voluntad de ser”, que se esgrime como una especie de síndrome de abstinencia que impulsa a la fe reivindicativa, al parecer es algo que a los nacionalistas catalanes y vascos, al contrario de lo que sucede en cualquier cuadro clínico de ansiedad, no sólo no les aminora el raciocinio sino que les otorga un agudo criterio para juzgar la realidad, como si mediante la “voluntad de ser” se doctorasen en justicia natural a fin de exigir el reconocimiento de unas singularidades que luego deberán convertirse en prebendas, las cuales compensarán en parte, solo en parte, las afrentas históricas a su tierra cometidas por España. No por un determinado rey o por tal o cual gobernante, sino por España.

Hablar de la “voluntad de ser”, como sucede al abordar cualquier otro cuadro de ansiedad, es de lo más complejo y árido, y desde luego excederá siempre de las pocas líneas de un articulillo como es este. Y digo articulillo porque más de un siglo de fabulaciones, enjuagues y componendas nacionalistas, con varias generaciones adoctrinadas capa sobre capa, no pueden refutarse como es debido, ni con la suficiente dosis de metadona argumental como para aliviar la abstinencia de esos ansiosos. No, no podría refutarse ni escribiendo todo un tratado del tamaño de la enciclopedia Espasa de 114 volúmenes. Pero a ello voy, quizá surja alguna idea que encienda otras.

jueves, 30 de julio de 2015

Sobre la 'voluntad de ser' en el nacionalismo, 1 de 5

La imagen es elocuente por sí misma respecto al método de adoctrinamiento usado por el marxismo. Lo mismo podría decirse del adoctrinamiento nacionalista, puesto en práctica hace más de 30 años y que ha calado ya en dos generaciones de catalanes y vascos. Hasta tal punto alcanza la eficacia de ese adoctrinamiento nacionalista, que muchos de los adoctrinados niegan que haya existido. 

El actual territorio de Cataluña ha sido desde siempre una tierra de paso o de reunión, y otro tanto ha ocurrido con el País Vasco. Son dos áreas que ofrecen un pasillo entre el mar y los Pirineos para desplazarse desde Europa hacia África, y viceversa, o bien para asentarse en la gran Península Ibérica, de por sí una especie de subcontinente si consideramos la variedad de climas, paisajes y costumbres de los habitantes que la poblaron durante milenios.

Es precisamente en Vasconia y en Cataluña, paradójicamente, donde se alardea más de poseer ciertas peculiaridades que otras regiones no ostentan; cuando, por el contrario, la Historia nos informa que han sido territorios muy trillados por las más variadas etnias, sobre todo el mal llamado Principado. Incluso hay una absurda teoría referida al País Vasco que nos habla, apoyándose en la similitud lingüística entre los idiomas amazirga (berebere) y eusquérico (vasco), acerca de que los actuales vascos son descendientes de un contingente berebere de desertores que acompañaba a Aníbal camino de Roma, los cuales se mezclaron con nativos en tierras del Pirineo navarro, donde fueron a refugiarse.

El nanoestadista

El mismo día, el Periódico de Catalunya sacó en portada: "Sigue sin control el incendio de Alicante, que ya ha arrasado 10 hectáreas de pino y matorral.

Escribir no deja de ser una adicción. Hay días, como el de hoy, en los que la temperatura levantina (treinta y muchos grados me achicharran) te aplasta contra el butacón y sólo te deja mover una mano para extenderla, alternativamente, hacia el botellín de birra congelada o hacia el pitillorum. Al fondo, como un runrún ineludible hasta la hora de la siesta, se oye a la chiquillería disfrutar a lo grande en la piscina, con alguna madre gallina que no cesa de repetir: “Vicentito, ven para acá que ahí te cubre”.

Pero a pesar de las voces de la mamá de Vicentito, que impiden la concentración para teclear más de siete letras seguidas, parece que a uno le falte algo si no inserta en la bitácora [el término blog se impuso más tarde] aunque sea esa media página que nadie leerá, que para eso estamos en agosto, nada menos que a 10 de agosto, y maldita la gracia que hace cambiar la playa y la horchata (plan B) por Internet. Un Internet que hoy he cogido con desgana para repasar la prensa y me he encontrado casi huérfano de noticias. Por lo tanto, tras este preámbulo más o menos costumbrista, me dispongo a atizarle al Gobierno socialista (no debo escribir español, no se lo merece), que para eso está y para eso se lo gana a pulso.

miércoles, 29 de julio de 2015

Otra sobre el susodicho

Hubo una época en la que los del tándem Maragall-Ibarreche jugaban a medias el décimo del separatismo. No llegaron a sacar ni el reintegro y es posible que la Historia los envíe a ese apartado que se escribe en letra pequeña, al final del capítulo y destinado solamente a los muy estudiosos.

Hay un político catalán bastante aficionado a sugerirnos a los españoles y a nuestro Gobierno lo que debemos hacer. Desde su enfoque regional (él diría nacional), igual niega la llegada de agua a los campos levantinos, porque la derrochan, que propone la eliminación radial de las comunicaciones en España, desplazando las redes hacia la periferia, o bendice ese plan Ibarreche en el que juegan a medias el décimo del separatismo.

Ello es así, porque Barcelona no se halla en el centro peninsular, todavía, a pesar de que se extiende ya hasta Zaragoza, al menos en capacidad para influir en cuestiones hídricas y lingüísticas, como podría acreditar su corresponsal en la capital aragonesa, un tal Marcel.lí, a quien no le basta con haberle hecho el trabajo sucio en el tema del trasvase, sino que un par de veces al año, alentado por el de Barcelona, proclama su deseo de declarar al catalán idioma cooficial en Aragón.

Alegato

Ante el Tribunal de la Opinión Pública
Se me ha acusado en algunas notas añadidas en esta bitácora [el término blog se impuso más tarde] de practicar la demagogia, de írseme la mano, de odiar y de mentir. Bien, es posible que todo ello sea cierto, pues al fin y al cabo algunos de los cargos que se me imputan, como pueda ser el odio, no son mensurables y quedarían dentro del apartado de la subjetividad o del cómo te ven los demás.

Acepto, sobre todo, que a veces se me va la mano y cometo exageraciones tremendas, pero precisamente porque algunas de mis afirmaciones son muy exageradas creo que no deben tomarse al pie de la letra. Son, más bien, figuras hiperbólicas mal construidas por mi parte que no acaban de entenderse dentro de un contexto que a menudo pretende ser irónico. Luego está claro que me fallan la ironía y la hipérbole y que no son los demás los que deben aprender a leerme, sino yo a escribir. Mea culpa.

Canadá, el referente

En Quebec no fue posible un adoctrinamiento tan intensivo como en Cataluña ni durante tanto tiempo, por ejemplo. De ahí que el gobierno de esa provincia lo único que haya conseguido es ceder el testigo de la prosperidad a su vecino Ontario, donde Toronto es hoy el mayor emporio de riqueza de todo Canadá. 
No puedo comprender cómo es posible, salvo que se justifique por incultura política de los votantes, que una nación de primera fila como la española otorgue su confianza al calamitoso PSOE, un partido sin ideas, sin programa, sin líder y compuesto de numerosas capillitas y taifas que funcionan auspiciadas por intereses locales o personales.

Es verdad que los caladeros de votos del socialismo se encuentran, sobre todo, en Andalucía y en Cataluña. En el primero de los territorios gobierna desde hace tantos años, y ha conseguido insertar de tal modo a su gente en cualquier ámbito de decisión política, que lo raro es que no acabe el siglo que ahora comienza convertido en un PRI a la mexicana, de hecho llevan ya ese camino y el pueblo sigue votándoles a pesar de encontrarse a la cola en casi todos los índices de progreso. En la segunda comunidad, Cataluña, el socialismo acaba de efectuar su desembarco favorecido por unos votantes que estaban hasta el moño de Pujol y sus muchachos, corrompidos hasta las cejas y paralizados a babor y a estribor por quienes demostraban mayor radicalidad ideológica. No en balde, lo de Pujol fue un régimen sustentado en el personalismo victimista de quien, con mano de hierro, dirigía la coalición.

martes, 28 de julio de 2015

'La impunidad de Erkimia'

Imagen de la planta de Erkimia en 2004
Hoy me he puesto las gafas de siete leguas para adquirir un poco de perspectiva y le he estado echando un ojillo a “e-noticies.com”, que es un diario digital escrito en catalán al que ya he hecho referencia en alguna ocasión y que los compañeros de “El Observador” tienen relacionado en la columna de medios digamos... escrutables o, para ser más descriptivos, puestos en cuarentena ética.

El diario e-noticies se caracteriza por su catalanismo incondicional, sin sombra de titubeo y palpando bien de cerca el nacionalismo, es decir, su aprobar siempre cualquier iniciativa que ensalce “lo propio” en detrimento de la idea de España, a la que se la ignora sistemáticamente o se la cita con desgana cuando no queda otro remedio que nombrarla, y su colección de columnistas asilvestrados al régimen imperante en el Palau. Unos columnistas que cuentan, además, con la posibilidad de que los francotiradores externos (lectores) mediante sus notas ratifiquen, agranden, magnifiquen y casi nunca corrijan la opinión expresada en las columnas.

España generosa (Vídeo)


Unos jóvenes han escrito en la playa de la Concha, en San Sebastián, un gran letrero que alude a España generosa (una organización patriótica) y luego han desplegado una bandera-cinta de España de un porrón de metros. Vea aquí las imágenes y que las disfruten.

En la Constitución no hay nada que celebrar (2ª Parte)

"Las dos Españas" es el subtítulo de esta parte del artículo, veamos el porqué:

Cuando llevamos generación y media de democracia en España y el bienestar del conjunto de nuestra sociedad se ha centuplicado en lo económico, acercándonos a esa Europa próspera que años atrás fue la envidia de nuestros padres o abuelos, al mismo tiempo ha ido surgiendo en la calle el espíritu de las dos Españas: la España molesta con la propia España, que nada le gusta de ella misma ni siente que haya heredado bien alguno o tradición que valga la pena conservar y, al otro lado de la verja política, la España púdica y retraída en exceso, dispuesta con frecuencia a ofrecer disculpas por el mero hecho de existir. Sí, son dos Españas situadas en planos paralelos, imposibles por tanto de reconciliar, cuyos objetivos parecen definidos por las actitudes que se advierten en sus políticos más conocidos y que obran de tal modo como consecuencia de la primacía que el nacionalismo periférico ha logrado imponer en nuestra patria.

lunes, 27 de julio de 2015

En la Constitución no hay nada que celebrar (1ª Parte)

Los españoles hemos venido dilapidando el mayor caudal de España: La educación en manos de los nacionalistas
Hay quien cree que la Constitución española debe ser defendida a muerte. Gran error. Los políticos llevan décadas demostrando que la Constitución representa pan para hoy y hambre para mañana. La Constitución, a partir de una estructura muy mal diseñada, se ha venido aplicando del mismo modo que algunos gobernantes poco sensatos no dudan en entramparse en las cuentas del Estado, creando un gran déficit en las arcas públicas para satisfacer a sus incondicionales o a sus socios políticos. Y no olvidemos que la deuda pública la acaban pagando las siguientes generaciones. Luego un derroche de lo poco que se tiene, aunque sea con la excusa de crear bienestar temporal y tapar la boca a los radicales, no deja de ser una política para salir del paso que un verdadero estadista jamás practicaría. Además, incluso el concepto de bienestar no deja de ser discutible, ¿cuántos creen que en el término bienestar, si descontamos la riqueza material, no debe incluirse la seguridad y la libertad que faltan en algunos territorios de España?

La ministra prefiere “meaos” murcianos volando en lugar de purines catalanes en mano

Toma nota, ministra: Son tan bonitos como sabrosos y de ellos se aprovecha todo, excepto los purines, que conviene tratar adecuadamente.
La ministra Narbona afirmó en el mes de julio que en la huerta murciana se regaba con aguas fecales. Los agricultores de la región, como es lógico, protestaron de lo lindo y exigieron una rectificación. La ministra no rectificó nada, simplemente matizó, y dijo que cuando “los regadíos no consiguen agua potable, utilizan otro tipo de agua”. El daño ya estaba hecho y además no parecía que de su matización se dedujese precisamente que aludía al agua de colonia.
De aquello nunca más se supo, la Narbona, a la que por aquí se le ha sacado de inmediato un alias que concluye merecidamente en el sufijo “ona”, no sólo ha quedado en la más absoluta impunidad como corresponde a cualquier miembro de este gobierno sectario, sino que se permite el lujo de venir cada dos por tres a chulearse por Murcia.

Murcia, vivir en green, ¡va a ser que sí!

Faltaría añadir que en Murcia el golf es un deporte cuya práctica es posible disfrutarla todo el año 
Hoy me ha dado por hacer un repaso general de la prensa y anoto a continuación lo que me sugiere un reportaje-noticia que La Vanguardia (antes Española) ofrece en primera página (versión digital) y que titula “Urbanismo sediento en Murcia (Viaje a la sequía-1)”. En dicho reportaje, a cargo de un tal Antonio Cerrillo —ecologista de pro el muchacho a la par que pseudo-periodista—, se deslizan abundantes comentarios-perla similares a estos: “Grandes vallas con anuncios de nuevas promociones invitan a Vivir en green, un eslogan doblemente chocante en mitad de este páramo abrasado”. “El espectáculo de este trasiego de grúas imponentes en movimiento es un perfecto ejemplo del desaforado crecimiento urbanístico que vive la comunidad de Murcia”.

Cerrillo, que ha debido de hacer un viaje entre el aeropuerto de San Javier, ubicado junto al Mar Menor, y la casa de algún pariente sociata en un secarral del interior murciano, se permite el lujo de ofrecernos un cursillo acelerado, al menos en la lección 1 y ya veremos si en las siguientes, sobre nuestra forma más deseable de desarrollo, la cual no pasa, evidentemente a juicio de Cerrillo, por construir ni viviendas cerca de la costa ni campos de golf. No quiero pensar que el plumífero-sandía, con el alegato continuado de la falta de agua en la región murciana, en realidad esté mostrando su reconcomio ante la posibilidad de que se desplace hacía aquí buena parte (la más pudiente) de ese turismo masificado con el que cuentan desde hace décadas en Cataluña, donde no existe ni un palmo de costa sin sus correspondientes construcciones y donde los campos de golf, si quisieran hacerlos en cantidad suficiente, deberían llevárselos a las llanuras de Lérida, que son unas comarcas en las que cuando no llueve, hace un calor sofocante o bien hiela varios meses al año o se les mete una niebla helada (cencellada) que les impide ver el sol durante días y días.

domingo, 26 de julio de 2015

Rajoy debe correr la banda

Rajoy tuvo en su día una oferta para participar en una tertulia deportiva de radio, en la cadena de Vocento. Finalmente no llegó a participar a pesar de que, según confesó uno de sus allegados, se mostraba dispuesto a ello y le hacía bastante gracia evadirse un día a la semana. El asunto generó no poca polémica y el que suscribe contribuyó con el siguiente artículo: 

Comparto la opinión de que Rajoy debe quedarse con la pata quebrada en la sede de su partido. En la sede de su partido o en cualquier otra sede adonde le lleven sus obligaciones políticas, que son numerosas, enmarañadas y de difícil travesía, con aguas revueltas en las que asoma el periscopio de más de un submarino: U-Gallardón y U-Piqué, por citar sólo un par de unidades de la flota.

Si Rajoy participara en una tertulia deportiva de radio (ignoro si ya ha debutado), supongo que sería para congraciarse con la nueva cadena que lidera Vocento, propietaria de ese ABC que hace poco dejó caer en forma de reproche las presiones ejercidas antaño por el PP para influir en el medio, como si la influencia de los partidos políticos en la prensa fuese algo así como el desfloramiento de las vestales. A pesar de ello, parece un mal sistema de reconciliación que al político puede acarrarle pocas simpatías y más de una fobia, que es lo que se da con demasiada frecuencia en el deporte: Simpatías y fobias, sobre todo para los que son “más que un club” y consideran tal circunstancia como algo ineludible.

Conmigo o contra mí


Libertad, ¡loada palabra!  Libertad, incompatible con las cadenas del socialismo real, el nacionalismo y el populismo.

Para un liberal, o al menos para un liberal-conservador como es mi caso (ver el ideario a pie de página), es fácil admitir que en cualquier territorio existen tantas culturas como individuos lo habitan, porque el liberalismo, aun dentro de sus muchas variantes, prefiere destacar y valorar a la persona en contraposición a las ideologías de izquierda, que son mucho más propensas a reunir en grupos a los seres humanos y colectivizarlos. Quizá es así, y digo sólo quizá, porque los hombres a puñados son más manejables que sueltos y a su libre albedrío, y la izquierda tiene pavor a la libertad auténtica que representa el individualismo, de ahí que a menudo intente atraerse a determinados colectivos para aunarlos a sus propias huestes, en el buen sentido, y luego considere al resto como enemigos mortales, en el peor de los sentidos. Porque la izquierda es básicamente dualista, o conmigo o contra mí, y no repara en gastos a la hora de estigmatizar a cualquiera que no pueda controlar a su gusto o que piense de distinto modo.


sábado, 25 de julio de 2015

Las lenguas en nuestra Historia

Una representación mozárabe (cristianos) en la corte del emir

A veces me he preguntado —filólogos tiene la Santa Madre Lengua—, qué idioma se hablaba en Hispania (nombre de la época para el reino visigodo) cuando en el 711 aparecieron los musulmanes en nuestra patria. Y digo en Hispania, porque hablamos de un territorio que formaba un reino unitario desde los tiempo de Leovigildo.

Hay quien a ese idioma lo denomina romance o latín vulgarizado o, a juzgar por lo que ahora se escucha, quizá deberíamos llamarlo "atlántido", como si hubiese desaparecido arrastrado a la sima del océano, junto al continente mítico, y no hubiese quedado rastro lingüístico de él poco más allá de los primeros abdelramanes.

Maragall el saltimbanqui

Casi es posible echar de menos a Pascual Maragall, sobre todo de su etapa como alcalde, si se piensa en la paleta anormal que ahora preside el ayuntamiento de Barcelona.

Ignoro lo que representará el Forum de las Culturas para la población barcelonesa y para sus millones de visitantes. Sospecho, eso sí, que los organizadores nos ofrecerán un espectáculo en el que se exhiba cualquier actividad frívola o insustancial con tal de que nos llegue desde unos cuantos miles de kilómetros o desde la Cataluña profunda. Es el estilo de estos políticos que ahora gobiernan la Generalidad catalana, sólo les vale lo muy lejano o lo muy próximo, sólo existe para ellos el bambú o la barretina. Se muestran dispuestos a comprar baratijas importadas de la India o de Madagascar, como un centro comercial al uso, y decididos también a resistirse, expresamente, a los valores artísticos con mayúsculas, esos valores que establecen el método por el cual el hombre expresa su fantasía, su arte y su cultura.

viernes, 24 de julio de 2015

Todo a 100



100, un número mágico para cualquier bloguero que se precie. 

Este es el número 100 de los artículos (palabra pretenciosa para una bitácora, lo reconozco) que inserto en Batiburrillo, una bitácora creada gracias al desinterés de Daniel Rodríguez Herrera, nuestro coordinador y hombre bueno de Red Liberal, sobre el que recaen otras 100 razones más para mostrarle agradecimiento. Gracias por ese altruismo, Daniel.

Batiburrillo fue un nombre escogido en segundo lugar (ya ni recuerdo el primero) y pretendía indicar que en mis escritos lo mismo sería capaz de planchar un huevo que de freír una corbata, tal era la arrogancia con la que me contemplaba a mí mismo, en la faceta creativa, desde la cúspide del cerro de los presuntuosos. Pocos meses han bastado, puesto que comencé a escribir el 16 de abril de 2004, para que me despeñase de ese cerro de vanidad y viniese a parar a terreno llano, donde la llaneza es la cualidad que impera y la que más se agradece en la familia liberal, a la que creo que pertenezco aunque quizá con poco merecimiento.

Pedro Sánchez: ¡Lo que sea para que no gobierne el PP!

Miles de personas se concentraron ayer en Castelldefels para protestar contra la decisión de declarar al municipio independentista. 
No parece que el tal Sánchez tenga alma, o al menos no la tiene en uso ni está en condiciones de hipotecarla, porque de lo contrario la vendería al diablo o la regalaría si fuese preciso con tal de que el PP no pudiera gobernar en ninguna parte. Un ejemplo de los varios posibles lo tenemos en el ayuntamiento de Castelldefels (Barcelona), donde los cuatro concejales socialistas han preferido respaldar a una coalición de independentistas, cediéndoles el poder en lugar de abstenerse, antes que permitir que el PP, con ocho concejales, mantuviera la alcaldía. De inmediato, esos radicales a los que el PSC les deja gobernar gratis total, han solicitado que el municipio se adhiera a la AMI (Asociación  de Municipios Independentistas). Tres cuartos de lo mismo ha sucedido en Badalona, en Valencia y en otros ayuntamientos hoy en manos de los separatistas.

jueves, 23 de julio de 2015

¡Viva la revolución bolivariana!

Maduro, el actual tirano en jefe de Podemos en Venezuela y sucesor del gorila rojo

Supongamos que Mariano Rajoy gana las próximas elecciones generales. Supongamos, igualmente, que al cabo de unos pocos meses decide crear una fuerza paramilitar (o politizar sobremanera a la Guardia Civil) con la que va acosando de tal forma a la oposición —compuesta de izquierdistas y nacionalistas—, a la que no se duda en tirotear cada vez que se manifiesta ante cualquier arbitrariedad de los populares, que como consecuencia de ello y a fin de expresar la más firme protesta —toda vez que no existen garantías democráticas ni para la campaña electoral ni para el recuento de votos— decide no presentarse a las elecciones de 2012, en las cuales, como es lógico, Rajoy gana de calle al producirse el 70 % de abstención.

Estado laico al grito de "¡Viva Satán!"

Se puede ser laico, ¿pero satánico-laico? ¡Por Dios, hay que ser un gran majadero para intentar ser algo así o secundar a los de la pancarta!
¿Manifestantes laicos? ¡No, en absoluto! Si acaso marxistas violentos y antisistema que mediante el uso de consignas engañosas ("¡No con mis impuestos!", dicen) y métodos canallescos pretenden el logro de sus fines. Es lo que el socialismo más o menos real ha venido haciendo desde siempre, llegar al poder (o intentarlo) utilizando el engaño y la trampa o directamente la violencia. ¡Malditos sean los que llevan más de un siglo usando de la vileza como sistema político! Condenados sean ellos, sus mensajes satánicos y esos recuerdos que siempre afloran de la nefasta etapa republicana. 

miércoles, 22 de julio de 2015

"Con el tema de la lengua no se juega"

Dice este pájaro que "Con el tema de la lengua no se juega". No es un juego precisamente, sino un delito, lo que practicas tú al incumplir por sistema las sentencias sobre la enseñanza bilingüe. ¡Lástima que no haya nadie con bemoles que te las haga cumplir o te ponga entre rejas por desacato y delito continuado!
La frase es de Artur Mas, ese presidente de la Generalidad catalana que rige la política al dictado de Jordi Pujol, el severo tutor que previamente, a veces con una o dos semanas de antelación, va declarando las consignas clave que marcan el rumbo y que Mas repite como un lorito. Así, lo del "choque de trenes" (enfrentamiento entre Cataluña y el resto de España) Pujol fue el primero en remarcarlo (la frase no es inédita, por supuesto) y poco a poco ha ido calando en la esfera nacionalista, hasta el punto de que no hay politiquillo que se precie, sea de derechas o de izquierdas, que no aluda ya al "choque" como si de un deseo realizable se tratase. Deseo que, para más inri, acabará sin problema alguno en la independencia de Cataluña. Y es que en el mundo de los deseos todo es posible. ¡Nos ha jodío mayo!

martes, 21 de julio de 2015

Pedro Sánchez, un político muy poco consistente

¿Le vendrán las tonterías de su etapa de cejatero?
ZP y Rubalcaba pasaron a la historia pero ha llegado Pedro Sánchez, un mocetón más alto que un pino y más tonto que un pepino, al que encima se le ve muy acomplejado por los radicales populistas del 'Coletas', a los que quiere emular para que no le muerdan los tobillos y por eso les copia esa renta básica que tanto les criticó y que él ahora denomina "ingreso mínimo vital". Eso sí, tampoco dice de dónde va a sacar un dinero inicialmente estimado en seis mil millones de euros, como poco. Y digo como poco porque este hombre asegura que "casi 13 millones de personas sufren riesgo de pobreza o exclusión social" (por culpa del PP, supongo), en cuyo caso con los seis mil millones no tiene ni para el aperitivo.

lunes, 20 de julio de 2015

Me he pasado la noche pintando pero valió la pena

Por un pedrusco así no vale la pena utilizar la fuerza, ya que nunca puede saberse cómo acabarán los enfrentamientos, pero hay infinidad de métodos para que los llanitos consideren el poco futuro que les queda como base de piratas en el Mediterráneo occidental. 
Desde que el gobierno zapaterino (no confundir en ningún caso con un gobierno serio), protestó en julio de 2004 la llegada de un submarino nuclear británico al puerto de Gibraltar, para cuyo atraque es preciso que la nave surque aguas territoriales españolas, han sido varias las ocasiones en que el "puto barco" de Su Graciosa ha atracado (nunca mejor dicho) en el puerto del peñón. La última vez ha sido esta misma semana, según informa el ECD.

Qué hay detrás del acuerdo antimisiles

El entonces presidente del Gobierno de España y el mandamás de la OTAN, en un acto protocolario donde menos fanfarrias y confeti tipo Champions hubo de todo. 
Es curioso que un antiamericano tan ostensiblemente radical, como es Zapatero —cabe recordar su vergonzosa actitud al paso de la bandera USA, su pusilánime orden de retirada de nuestras tropas en Irak y su llamamiento desde Túnez para que otros hicieran lo mismo—, a pocos días de alejarse del Gobierno de España haya escenificado un acuerdo antimisiles en la sede de la OTAN en Bruselas. El asunto da que pensar, sobre todo si se considera que supone arrinconar en vísperas de la campaña electoral tanto la Alianza de Civilizaciones como el "No a la guerra", un eslogan seguido aún por no pocos izquierdistas radicales —que Rubalcaba quiere atraer a sus filas, atacando además a los bancos y a la Iglesia—, y de ahí que resulte extraño desplegar con tanta pompa y circunstancia la firma de un acuerdo que va directamente en contra de Irán (uno de los miembros de esa alianza 'civilizatoria') y que además permitirá la presencia permanente en Rota de cuatro navíos antimisiles yanquis, más una dotación inicial de mil y pico de soldados. Francamente, aquí cabe sospechar que hay algo muy inconfesable detrás de ese rimbombante compromiso ofrecido por ZP. ¡Lagarto, lagarto!

domingo, 19 de julio de 2015

Puñetazo sobre la mesa y otros gestos interpretables

Aún es posible mostrar alguna energía hacia los votantes, con gestos de firmeza para los que incumplen la Ley, si es que se desea seguir gobernando.
Rajoy no debería dejarlo todo en manos de la economía, no debió hacerlo en campaña electoral y mucho menos cuando gobierne. Cierto que la situación mejorará lentamente en cuanto se adopten medidas de contención respecto al derroche y la malversación generalizada del erario que han practicado los socialistas. Aún así, no se corregirán con rapidez las cifras de desempleo ni se calmarán algunos focos radicales que no cesan de exigir lo imposible. En tal sentido, es preciso que el nuevo presidente del Gobierno de España dé un puñetazo sobre la mesa ante los caprichosos y les deje claro quién manda. El puñetazo debería ir acompañado de una frase semejante a esta: ¡Tomad nota, nacionalistas, vuestras amenazas de referéndum se volverán contra vosotros!

El pecado de sentarse en la segunda fila

Solo el hecho de sentarse en la segunda fila de una cita del Partido Popular europeo dio pie a la izquierda sarmentosa para una crítica feroz a Mariano Rajoy
Es tal la impaciencia que acomete a los propagandistas de la izquierda o a los nacionalistas (¡Dios, qué cuatro años nos esperan!), que al decir de algunas voces opositoras "Rajoy es el peor presidente de la historia de España". Sí, sí, en serio que lo he escuchado aunque suene a cachondeo. Por supuesto que se refieren a ese mismo Rajoy que aún no ha tomado posesión de su cargo y que, no obstante, para ellos debería presentar la dimisión nada más jurarlo. Y hablando de jurar, ¡juro que la izquierda española solo me produce asco! Un asco reforzado por la pinta de macarra del coletas.

sábado, 18 de julio de 2015

Quien a imperativo legal mata, a imperativo legal debe morir

Los siete diputados de Amaiur en la actual Legislatura. Finalmente no se les concedió grupo propio al no haber alcanzado el porcentaje de votos necesario. Por imperativo legal: ¡Dos piedras!
Los de Amaiur querían grupo propio en el Congreso y disfrutar así de la asignación extra que corresponde a cada grupo parlamentario. La respuesta vino a ser esta: A los de Amaiur ni un duro de más, que lo desvían a sus jefes de la ETA para que lo derrochen en balas y bombas lapa. Con independencia de la pasta, no creo en absoluto que hubiese sido bueno concederles dicho grupo parlamentario propio. Hay otra razón de mucho peso: el acceso a la Comisión de Secretos Oficiales, que esa gentuza no debe ni olerla. Simplemente, en esa comisión se debate a menudo no pocas cuestiones que tienen que ver directamente con el terrorismo etarra. Y sería de pardillos dejarles meter la cabeza en lo que tanto les afecta. Vamos, que nos las hubiéramos habido ante un plagio de la operación Faisán, en este caso legalizado y al más puro estilo socialista.

La frontera entre el bien y el mal a vista de satélite

Círculo verde, al norte prolifera la afición a contemplar las estrellas, de ahí la ausencia de contaminación lumínica. En el sur, simplemente son aficionados a comer a diario.  
Afirmémoslo con una frase rotunda: ¡Sí­, es posible distinguir los límites de la maldad! No hay más que fijarse en la imagen de cabecera para señalar, dentro del círculo, una superficie donde se advierten, a día de hoy, las secuelas de ese comunismo que acarrea a sus espaldas más de 100 millones de muertos en apenas un siglo de existencia, o sea, 100 millones de personas asesinadas, muchas de ellas previamente torturadas (caso de las checas españolas) a manos de unos tiranos cuyo único fin, en el que ponen como hipócrita excusa el beneficio del pueblo, ha consistido siempre en mantenerse en el poder. No importa a qué precio ni cuántos miembros de ese pueblo se torturen o asesinen. Ya que no nos olvidemos que hablamos de comunismo, una ideología aberrante y totalitaria que es santo y seña de un tal Pablo, Pablito, Pablete... de Podemos o, por mejor decir, de "Potemos".

viernes, 17 de julio de 2015

El confort de CiU frente a la sumisión del PP catalán

De motejarles hoy en día, a uno deberíamos llamarle 'el traidor en jefe' y a la otra 'la tonta del bote' 
En CiU, esa coalición polí­tica padre y madre del nacionalismo catalán desde la Transición hasta Dios sabe cuándo, a pesar de no contar con mayoría absoluta en el parlamento de Cataluña dicen de sí­ mismos que viven en el confort respecto a lo que denominan acuerdos de geometrí­a variable: Para los temas económicos, con el PP; para los temas identitarios y nacionalistas, con ERC; y para los temas 'sociales', por llamarlos de alguna manera, con el PSC. Todo de lo más sencillo y punto en boca.

jueves, 16 de julio de 2015

Socialismo, la losa de doble faz

Ninguna de las dos pasará a la Historia de la política, especialmente la socialista.
Como gobierno, el partido socialista se encargó de demostrarnos durante ocho años que no valía un pimiento. Por segunda vez (la primera fue con González) dejó a España en la miseria. Se impuso la lógica. Ese gobierno estaba presidido por un mocetón de 1,85 pero con la mentalidad de un niño de menos de siete años: antojadizo, incompetente, malcriado, irascible, rencoroso, sectario, vengativo y manirroto, muy manirroto. El sujeto se rodeó de una serie de ministros elegidos de entre lo peor de un partido político de por sí propenso a darle cabida a los vagos, a los torpes y a los arribistas, o a los arribistas torpes y aficionados a vivir del erario, que no siempre es lo mismo pero son condiciones complementarias, de doble nota en el apartado de los méritos que adquiere todo aspirante a la progresía, nunca al progreso.

¡Mariano, por Dios, échale cojones de una vez!

Una imagen tan farsante como eficaz cuyos autores tenían preparada con antelación para difundirla a las pocas horas de los altercados de Valencia
Hace unos días, cuando Rajoy y Rubalcaba se reunieron en una entrevista de cuatro horas en La Moncloa, en el posterior comunicado de prensa se dijo que habían aplazado a junio la decisión de renovar a los miembros de algunas instituciones. Lo primero que pensé es que el tramposo socialista —valga la reiteración— acababa de meterle un gol a 'Pardillo' Rajoy. Pues bien, según esa "teoría del gol", era de prever que hasta que llegase el mes citado iban a producirse algunos acontecimientos, digamos de tipo callejero, que debidamente magnificados por la apestosa propaganda izquierdista convertirían a los populares en la banda de 'Jack el destripador', cuya nueva especialidad, como hemos comprobado, es la de ensañarse con los niños de los colegios que piden no pasar frío en las aulas. De ahí, tal vez, la actitud del portavoz de los estudiantes cuando, en el inicio de una carrera política que se adivina radiante en el seno de la izquierda, usó una buena dosis de agit-prop y llamó a incendiar las calles de Valencia: ¡Animalico, qué frío ha debido pasar por culpa de los peperos!

miércoles, 15 de julio de 2015

Los culpables de la miseria piden el poder

Las mareas no cesaron en los primeros años de este gobierno del PP. No hay duda, a la izquierda le sentó fatal que los suyos dejaran el poder
Cada vez que la izquierda y los sindicatos (también de izquierdas) se manifiesten por las calles de cualquier ciudad española, algo que, vistos los antecedentes de esa gentuza, deberá suceder a menudo en los próximos meses e incluso años, estarán demostrando la incapacidad manifiesta que poseen para aceptar las reglas del juego democrático. La izquierda española es con mucha diferencia la más sórdida del mundo occidental, solamente determinados regímenes populistas en Sudamérica, pongamos Venezuela, Argentina y otros, pueden rivalizar con ella en cuanto a instinto depredador del poder y corrupción asociada. La izquierda española, como la de otros países en manos de gobiernos poco o nada democráticos, pongamos Perú, Ecuador o Bolivia, jamás se resignará a vivir alejada del poder, lo que a su vez determina que desee recuperarlo a cualquier precio y que esa actitud la mantenga invariable hasta el logro de sus fines.

'Intentaremos que [España] nos moleste lo menos posible'

Francesc Homs, portacoz oficial del adoctrinamiento hacia la deriva separatista

Hace tiempo que no escribía nada sobre el nacionalismo catalán y la causa no era la falta de noticias, puesto que en verdad menudean. No, el motivo de mi desinterés es el aburrimiento que me produce esta gente, dispuesta siempre al uso del lenguaje más desafortunado y despreciativo hacia todo lo español con tal de echarle carnaza a su parroquia. Porque a mi juicio este es el tema de fondo: quieren mantener la tensión de los adictos, a través de la soflama, para justificar así unas reivindicaciones sin fin que les permitan conservar el poder y seguir con el proceso de adoctrinamiento.

1812, la Pepa; 1978, la Bernarda; 2016, la Triturá

Faltaría conocer el apodo de la próxima Constitución española. Si se considera cuáles serían sus promotores, en tal caso no es posible aceptar un mote más suave que la 'Triturá'.
A diferencia de 1812, año de una Constitución española conocida como la Pepa, que supuso pasar de la monarquía absoluta a un régimen parlamentario, al menos durante el tiempo que tardaron en llegar los 100.000 hijos de San Luis (o de su p.... madre), lo que se produjo en 1823, creo que la Constitución de ahora, aprobada en 1978, debería conocerse como la Bernarda, puesto que ha sido una ley de leyes que en lugar de consagrar la democracia, muy renqueante desde hace lustros, ha dado barra libre para la consolidación de los políticos manirrotos y el sálvese quien pueda de unos gobiernos regionales caracterizados por el derroche, entre los cuales el nacionalismo, envuelto en impunidad, no cesa de hacer estragos y abrir zanjas entre los españoles.

Así, pues, cuando se cumplen dos siglos de nuestra primera Constitución, la moraleja que cabe extraer de dicho bicentenario es lo mucho y a fondo que debería reformarse nuestra actual Carta Magna para que, definitivamente, no pasase a la historia como la Bernarda. Y eso en el supuesto de que esto no acabe en 17 nacioncitas con sus 17 Bernarditas.

PD: O incluso en una férrea dictadura bolivariana a cargo del maloliente 'Coletas', con Pedro Sánchez en el papel estelar de lacayo, en cuyo caso la Constitución española que tales pájaros diseñarían, más bien triturarían, cambiaría a peor, ¡a mucho peor! Siendo la libertad la primera de las víctimas en resultar malherida.

Artículo revisado, escrito originalmente el 19 de marzo de 2012 e insertado en Batiburrillo de Red Liberal

Cataluña, territorio sin ley

Lamentablemente, Cataluña se ha convertido en una región de España donde los estamentos públicos 'pasan' de cumplir las leyes o las sentencias que no les gustan. Aparte de unas cuantas normas que afectan al modelo educativo, quebrantadas todas ellas si suponen el acceso a la igualdad para la lengua oficial del Estado, el español, a diario se reflejan otras muchas circunstancia que llevan a pensar en la marginación más descarada de la ley. Veamos un par de ejemplos:

El ayuntamiento de Vilasar de Dalt lleva años incumpliendo la Ley de banderas
Como es posible apreciar en la imagen anterior, la bandera española nada tiene que ver con un ayuntamiento español ubicado en Cataluña y por lo tanto la enseña nacional brilla por su ausencia. Así lo han decidido unos politicastros locales que se pasan la legislación por la entrepierna. Simplemente, la ley no va con ellos. Y lo que es mucho más preocupante, el delegado del Ejecutivo autonómico en Barcelona, Salvador Jorba, justifica su respaldo al incumplimiento de la ley por parte del Ayuntamiento para "evitar la crispación y evitar (sic) poner en riesgo la tan preciada buena convivencia". Es decir, el gobierno nacionalista de Cataluña secunda el incumplimiento de la ley y además alega, farsantemente, que esa ley crispa (es de suponer que al nacionalismo) e impide la convivencia. Como si convivir no fuese, ante todo, respetar las leyes.

sábado, 11 de julio de 2015

Sobre el Rey Juan Carlos (inspirado en Rosa Díez)

Nunca se me olvidará cuando el Rey se asomó a las pantallas de la televisión en la jornada del 23-F del 81, ya de madrugada

Recuerdo que comencé a sentirme juancarlista en mi más tierna infancia ideológica. Pero claro, entonces cualquier diferencia con Franco me parecía de perlas, puesto que yo era felipista hasta el abuso (Dios me perdonará por ello) y todo lo que oliese a derecha me hacía daño, como les pasa ahora a esos progres jovencitos que sueltan espumarajos de rencor cada vez que se les cita a Aznar, al PP o a cualquier institución española enraizada en nuestra historia común. Sí, esos jovencitos que se mean de gusto como los perrillos al presenciar la sonrisa de ZP, personaje en el que ellos no advierten, porque sus mocedades boquirrubias no dan para más, que tras la sonrisa se halla el polo opuesto de ese “fundamentalismo” que critica, un polo que no es más que la ausencia de principios morales.