miércoles, 16 de enero de 2013

Las guerras justas de los franceses

Después de bombardear los campamentos de las bandas terroristas del norte de Mali, el ejército francés se dispone a intervenir igualmente por tierra.

Desde que el cripto-musulmán Barack Obama manda en el Imperio USA, cada vez menos imperio y más proclive a aceptar la visión musulmana del mundo, el islamismo radical (valga la redundancia) tiene las riendas sueltas para campar a sus anchas y regocijarse a lo grande en esa primavera árabe que ocupa ya buena parte del norte de África. Pues bien, la juerga integrista comienza a extenderse igualmente, vía Mali, hasta las inmensas sabanas del Sahel, que desde siempre ha sido tierra de nadie entre los magrebíes musulmanes y los negritos cristianizados o animistas, y desde luego la yihad se ha puesto en marcha con vistas a ocupar las vastas plantaciones de algodón, mijo o tabaco, productos que el campo de la República de Mali (o Malí) suele exportar para alejarse de la miseria en la que viven sus paisanos del norte, que son esos pobres diablos pegados al desierto (o en su interior) y dedicados a la trashumancia de los cuatro dromedarios y las seis cabras que poseen.

Se trata de una situación de penuria que a los del norte de Mali los mantiene completamente influenciables ante la tentación de ganar cualquier territorio con campos de tonalidad verdosa y a los que la mano negra de algún país islámico propenso a expedir salvoconductos terroristas, como por ejemplo Arabia Saudita o Irán, ha rearmado y entrenado para que practiquen la razzia de turno. Es decir, al islam más radical no le basta con reemplazar las tiranías árabes norteafricanas por otras mucho peores basadas en la sharia (véase el caso Egipcio), sino que hay que penetrar hacia el interior africano e islamizar a conciencia cualquier territorio que se le ponga a tiro. Pasó así con Sudán, hasta que se partido en dos pedazos después de que los musulmanes asesinaran a varios millones de personas, y Mali lleva el mismo camino si no lo remedian los franceses.

Lo que ocurre es que esto de la expansión islámica a cualquier precio (como el nacionalismo en alguna que otra región de España), es un problema sin solución posible: Puede llegar a contenerse durante un tiempo, pero si no se elimina de raíz lo único que se consigue es aletargarlo para que resurja con mayor fortaleza y virulencia. Ocurrió así en tiempos de la Unión Soviética, cuya tiranía fue capaz de mantener sojuzgadas a unas cuantas repúblicas islámicas, eso sí, sin importarle un bledo (ventajas de la falta de escrúpulos del comunismo) enviar al gulag a gran parte de las élites de esas repúblicas.

Para entendernos: al islamismo, como al nacionalismo, solamente es posible frenarlo si se dispone de una fuerza muy superior y se le demuestra que no hay inconveniente alguno en usarla. Que es exactamente lo que Francia está comenzando a practicar en Mali, el uso de la fuerza contra las bandas del norte para que el terror islámico se lo piense siete veces antes de masacrar a toda la población de Mali del sur. Claro que el asunto no va a ser nada fácil, porque la República de Mali es más grande que España y Francia juntas y su población solo es de algo más de 10 millones de personas, si es que a estas horas la mitad no se ha refugiado ya en otros países vecinos.

Luego la pregunta que convendría formularse es la siguiente: ¿Es justa la intervención de Francia en Mali? A mi juicio sí lo es aun cuando se perderán unos cuantos cientos de vidas (un hecho siempre muy lamentable), pero se salvarán muchas más en el sur de Mali. La vergüenza en este caso es que la OTAN pase por completo de intervenir al lado de Francia porque quien asimismo manda en esa organización militar, Barak Hussein Obama, da la sensación de preferir no pararle los pies a nadie que pretenda actuar en nombre de Alá. Y de paso, miel sobre hojuelas, se le está diciendo a Francia que no obedece lo suficiente a los intereses USA, como sí hacen sus lacayos los británicos. ¡Anda que no falta nada para lograr una Europa como Dios manda!

6 comentarios:

  1. Se les podía alguno poner puntillosito por compensar la del estirado narigudo en la última movida general (aparte de lo de Rusia y China que era de esperar), pero no creo, y es que además si lo hace un "gobierno de progreso" todas esas cosas son inmediatamente "respetabilísimas" per se...

    Conste que me parece fetén que les zurren a los barbachivos hasta en el carnet de identidad y así compensan algunas de las últimas cagadas recientes, será la primera cosa acertada que hace el émulo de ZP desde que llegó al poder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hollande lo hace a pesar de... y conteniendo la respiración.

      Eliminar
  2. Anónimo10:35

    Vaya panda de integristas católicos y "libeggales", si por vosotros fuera, estaríamos dominados por la santa inquisición. Hace más de doscientos años de la revolución francesa y todavía queda gente intolerante. Imaginaos cuantos años le queda a la gente musulmana para que entienda la palabra democracia si vosotros todavía no la tenéis asumida. ¡Qué triste! Aunque siempre nos quedará el raciocinio. Leed mucho, pero cosas diferentes a las que queréis escuchar. En la cultura está el futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, muchachito, a ti, que eres tan culto y tolerante, no te haría ningún daño firmar tus comentarios en lugar de anotar basura anónima. ¿O es que la parte que se refiere a la ética de dar la cara y mirar a las personas a los ojos no te la enseñaron porque ese día no fuiste a clase?

      Eliminar
  3. Los únicos integristas son los putos musulmanes de mierda.

    El Islam debe ser ERRADICADO TOTALMENTE DE LA FAZ DE LA TIERRA.

    Y esto te lo dice un agnóstico así que si me quieres comparar con Torquemada demostrarás que eres aun más gilipollas y perro-flauta de lo que aparentas que es mucho por cierto.

    Hace falta ser RETRASADO MENTAL PROFUNDO para hablar de cultura cuando está el Islam por medio, una doctrina aberrante, depravada, sucia y asesina, ideada por un resabiado analfabeto y pedófilo y que significó un auténtico retroceso pues no solo la sociedad del Imperio Romano, con todos sus fallos, era más culta y avanzada que el Islam, a pesar de ser anterior, es que también el Egipto de la época faraónica lo era.

    El Islam NUNCA aprenderá lo que es democracía porque esa mierda, esa basura, ese détritus que ideo y dictó (recordemos que era totalmente analfabestia) el pedófilo cabrón ese de Mahoma, niega lo mas importante para ello, EL LIBRE ALBEDRIO y se adoctrina a los niños en ello desde la mismísima cuna (no es coña, les recitan versos del Corán desde el principio, desde la misma cuna).

    Así que vete con tu cobarde anonimato a dar clases al establo donde tu madre te sirve todos los dias el desayuno y la comida.

    STOP ISLAM!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ramrock, comprendo tu indignación cuando se trata de hablar del islam, ideología tiránica que al parecer conoces bien y de ahí que opines como lo haces, pero creo que podrías haber dicho lo mismo en un tono menos... digamos rotundo, lo que de paso hubiera reforzado tu razonamiento. Es decir, salvada tu vehemencia, argumentos no te han faltado, que conste. Un saludo.

      Eliminar

Comentarios moderados.