viernes, 2 de octubre de 2015

El socialismo de siempre: Europa se preocupó más de la sequía que el gobierno de España (429)

Mapa de precipitación acumulada en milímetros durante el período de septiembre 2013 a abril 2014. Hay zonas en el Sureste que quedan por debajo de los 50 mm, e incluso de los 30. Los informes de la sequía llegaron a la conclusión de que no se había producido una situación de tal gravedad en los últimos 150 años. Mientras, en toda la cuenca del Ebro se han producido las inundaciones más importantes del los últimos 100 años. En 2015 no hemos mejorado en nada, al contrario, el gobierno socialista de Castilla-La Mancha ahora trata de impedir a toda costa que al río Segura llegue algún trasvase del Tajo, por pequeño que sea y siempre destinado a riego de socorro de los frutales. 

Dos de marzo de 2004. Pabellón Príncipe de Asturias en Murcia. 4.000 personas asisten a un mitin del entonces candidato Zapatero. Le escuchan pronunciar las siguientes frases: “El PP ha dividido y enfrentado a los españoles con el Plan Hidrológico Nacional... yo haré que Murcia tenga agua, además de tren de alta velocidad, cuyas obras culminarán en 2010”.

Del AVE ni me molesto en decir nada, porque de ese asunto nunca más se supo. Un AVE que en el 2010 llegase a Murcia, cuando esas obras ni siquiera se han licitado en 2006, sería más difícil de entender que la caída de las murallas de Jericó a los sones de las trompetas judías. Ahora se habla del 2020 y ya veremos. Así, pues, hoy me ocuparé nuevamente del agua, ya que han transcurrido más de dos años y lo lógico sería pensar que Zapatero contaba con un plan alternativo al PHN en el momento de formular su solemne promesa.


Bien, pues al parecer no había plan alternativo distinto al de la infame intención de parar sin más el PHN. El desvergonzado sujeto prometió y prometió bajo el convencimiento de que no ganaría las elecciones. De modo que llegó al gobierno y le encargó a la ministra Narbona que elaborase un proyecto alternativo el trasvase del Ebro. La señora se tomó su tiempo, porque la verdad sea dicha no tenía ni puta idea de como salir del paso, y aun cuando disponía del Libro Blanco del Agua elaborado por el PP en 1998, lo primero que hizo, el 5 de julio de 2004, fue anular el trasvase del Ebro mediante un real decreto (ilegalidad manifiesta) que reformaba el Plan Hidrológico Nacional. Es decir, usó un decreto para cepillarse toda una ley orgánica.

Pero a lo que iba. Un año y medio más tarde, el 28 de octubre de 2005, por fin apareció el ahora famoso “Programa AGUA”, que se supone debe satisfacer las necesidades de los habitantes del Levante español, desde Castellón hasta Almería. Repito que la ministra se tomó un año y medio para elaborar el Plan, lo que demuestra sin la menor duda que cuando Zapatero prometió agua en Murcia o en Valencia, y vaya si lo hizo, sus promesas fueron las de un irresponsable que nada había planeado ni programado y que le daba lo mismo prometer ocho que ochenta con tal de salir elegido. Todo un sinvergüenza al más puro estilo socialista.

Dos años tirados a la basura, en plena sequía, y Europa echándonos la bronca. Ahora se ha sabido que la Dirección General de Política Regional de la Comisión Europea le ha pedido cuentas al Ministerio de Medio Ambiente de España sobre el estado de unas obras que se les presentaron, a efectos de subvención, como “actuaciones urgentes en el Arco Mediterráneo”. Sólo daré una cifra para no cansar a los lectores de Batiburrillo: Las cacareadas medidas urgentes que debían aportar toda el agua que se necesitara se encuentran en un nivel de ejecución del 0,18%. Repito, 0,18% de actuaciones urgentes ejecutadas después de dos años de promesas y más promesas.

El resto de la información sobre el Programa AGUA, donde se habla de un importe de 4.312 millones de euros, puede leerse en este artículo de Federico Quevedo en El Confidencial. Por supuesto, Europa le reclama a la ministra que presente un informe detallado antes del 30 de junio si quiere acogerse a las subvenciones europeas. ¿Lo hará? Cualquiera sabe, a esta gentuza todo le da lo mismo salvo que la cosa proceda de los nacionalistas catalanes o vascos. No me extrañaría, como he leído ya en algún sitio, que la tipa Narbona acabase por enviarnos un mensaje a los murcianos: “Agua no puedo darte, pero te regalo una cantimplora y una varita de avellano para que la busques”.

Artículo revisado, insertado el 27 de marzo de 2006 en Batiburrillo de Red Liberal


PD: Después de nueve años, en casi cuatro de los cuales ha gobernado el Partido Popular, los campos murcianos y, en general todo el Levante español, siguen padeciendo fuertes sequías cada año. Al final, Zapatero instaló una batería de desaladoras que permanecen poco menos que inactivas y que solamente se utilizan muy de tarde en tarde cuando hace falta agua para beber. Las desaladoras debían permitir que se regaran no pocas hectáreas de cultivos, pero el precio resultante del agua ha sido totalmente prohibitivo para los agricultores, muchos de los cuales han optado por dejar parte de sus tierras en barbecho. Es decir, el Estado gastó un dineral en unas cuantas desaladoras que llevan años paradas mientras que en el Sureste sigue la sequía. Para concluir: ¿Alguien quiere apostarse algo conmigo a que el socialista Pedro Sánchez, si es que se molesta en venir durante la campaña electoral a Murcia, prometerá aquí lo mismo que ya prometió Zapatero? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios moderados.